¿Por qué los Jamaiquinos corren tan rápido ?

Si hay un país en el que su habitante domina la velocidad ese es Jamaica. El estado caribeño no es sólo la cuna del actual recordman mundial de los 100 y 200 metros lisos, Usain Bolt, es además el lugar de nacimiento de cuatro de los hombres más rápidos de todos los tiempos. ¿Por qué?

Los niños jamaiquinos corren en los recreos. Allí no poseen campos de fútbol o canastas de baloncesto. El deporte rey es el atletismo y su dios se llama Usain Bolt. Un superhombre que ha llegado a desbancar a Bob Marley como símbolo e icono nacional.

No es un secreto que la velocidad es toda una religión en Jamaica, heredada de su pasado como colonia inglesa, pero ¿por qué los jamaiquinos corren tanto? ¿Es el clima, la altitud, o quizá una combinación de todo ello lo que les dota de tal cualidad?

Genética de velocistas

Desde hace varios años los científicos tratan de averiguar esta estraña relación entre Jamaica y la velocidad. Un pequeño país, de una población de poco más de tres millones, que cosecha hombres y mujeres de una rapidez inhumana. El factor genético es factor dominante en las investigaciones.

Según diversos estudios elaborados por la Univesidad de Glasgow, las prácticas esclavistas desarrolladas entre los siglos XV y XIX dieron como resultado una selección genética que pobló las costas caribeñas de individuos dotados de una extraordinaria capacidad física.

Los traficantes de exclavos recogían a los más fuertes de entre los pobladores de la costa oeste africana y tan sólo los más fuertes de ellos llegaban al continente americano. Además, los duros trabajos en las plantaciones también actuaban como selección, dejando vivos tan sólo a seres de unas características físicas altas.

Tejido muscular diferente

La teoría de la selección genética recibió un espaldarazo gracias a un estudio, en el que participaron también especialistas de la Universidad de Glasgow. Los investigadores contrastaron muestras de tejidos de atletas de diferentes orígenes y llegaron a la conclusión de que entre los jamaiquinos se da una presencia más elevada de la sustancia conocida como actinen A, que proporciona una mayor capacidad de recuperación de las fibras musculares después de un esfuerzo.

El trabajo concluía que el 70% de los deportistas caribeños tenían altas dosis de esa sustancia, un porcentaje que descendía hasta el 30% cuando los analizados eran corredores de países como Alemania, Gran Bretaña o Australia.

Todo ello, unido a la particular afición de los jamaicanos por la velocidad, ha dado como resultado una prole de atletas rapidísimos, que tienen como rey de todos ellos al mismísimo Usain Bolt: el hombre más veloz sobre la tierra.

 

Fuente: Eurosport

X