A los 44 años, la extriatleta Ruth Brennan corre maratón más rápido que hace 20 años

La historia deportiva de la ex-atleta profesional, Ruth Brennan Morrey, es de todo menos tradicional. Fue reclutada en la Universidad de Wisconsin para jugar en uno de los mejores equipos de fútbol femenino, donde jugó como mediocampista y delantera. Después de cuatro años empezó a asistir a clases de atletismo para mantenerse en forma y terminó tercera en la Maratón de Madison de 1998 con un tiempo de 3h15. Con la intención de bajar de las 3 horas, a los 24 años se clasificó por error para los trials del maratón olímpico del año 2000 y una marca de 2h48:20.

Desde 2001 hasta 2011 hizo un paréntesis en su currículum deportivo debido al agotamiento, a las lesiones, siete años de estudio para sacarse el doctorado en Psicología y ser madre de tres hijos.

Su llegada al triatlón profesional

Con ganas de competir de nuevo, Morrey decidió probar sus resistencia en duatlones y triatlones después de dar a luz a su tercer hijo en febrero de 2010. En 2011 compitió en su primer medio Ironman, el Chicago Lakes Triathlon, donde terminó tercera con un crono de 4h43:19. Ese mismo año se clasificó para los Campeonatos Mundiales de Larga Distancia ITU. Terminó como primera amateur general y novena de todas las profesionales en Henderson, Nevada. Después de conseguir cuatro récords del circuito en 2012, Morrey se convirtió en profesional al año siguiente.

De las tres disciplinas, correr es sin duda su fuerte. Desde su primera temporada como amateur en 2011, logró el parcial de carrera a pie más rápido en el 90% de las pruebas que terminó. Cuando se clasificó para Kona, en 2015, Ruth Brennan fue segunda en IRONMAN Chattanooga con un tiempo total de 9h09:39 y marcó el mejor parcial de la maratón con 3h02.

Foto: Ruth Brennan Morrey

Desafortunadamente, en 2017 una lesión en los tendones de la corva dejaban a Ruth Brennan apartada de la competición y a replantearse su compromiso con el deporte. En 2018 decició retirarse del triatlón, pero sin dejar de ponerse objetivos deportivos competitivos.

“Sentí que el triatlón era demasiado intenso. Estaba muy cansada todo el tiempo. Me faltaba tiempo para entrenar con mi familia, pero me faltaba energía cuando tenía tiempo para estar con ellos”, dijo Morrey. “Así que decidí dejarlo y concentrarme en correr, que siempre fue mi gran pasión”.

Veinte años después, mejora su marca en maratón (2h43)

A los 44 años de edad, la ex triatleta profesional ha vuelto a demostrar su empuje competitivo, su liderazgo y su equilibrio en la vida para seguir haciéndolo realmente bien en el terreno deportivo. En el Maratón Internacional de California, celebrado en diciembre de 2019, corrió con una marca de 2h43:41 para clasificarse para los trials estadounidenses del maratón olímpico, casi 20 años después de competir en el Campeonato del año 2.000.

Para conseguir una plaza en los Trials Olímpicos de 2020, Morrey tuvo que correr para conseguir el estándar “B” de 2h45:00, más de tres minutos más rápido que su mejor marca personal del 2000. A pesar del desafío que suponía ser más rápida 20 años después de haber establecido su mejor marca personal, Morrey no se dejó intimidar.

Foto: Twitter // Ruth Brenan

Preparándose desde 2018

En diciembre de 2018, comenzó a entrenar centrada en la distancia del maratón bajo la dirección de su entrenador de triatlón Phil Skiba. Durante meses, acumuló semanas de 95 a 112 kilómetros como preparación para el Grandma’s Marathon de junio de 2019, su primer 42K oficial desde las pruebas de 2000.

Morrey no alcanzó el estándar “B” en este maratón, terminó en 2h53:55 tras salir demasiado rápido en los primeros 25 kilómetros. Aún ajustándose a los entrenamientos específicos de la maratón, se notaba demasiado cansada, y por eso decidió autoajustar ella misma su plan de entrenamiento.

A pesar de sentirse agotada tras el maratón de junio, Morrey no abandonó en ningún momento y tuvo paciencia para alternar con entrenamientos cruzados de bici en lugar de tanto correr. Al final, el trabajo empezó a dar sus frutos y Morrey volvió a sentirse bien al correr.

El gran día

Cuando llegó a la línea de salida el 8 de diciembre en Sacramento, California, Morrey se concentró en una nueva estrategia mental que había perfeccionado. Su mantra era “manejar la respiración, la cadencia y la tensión del cuerpo, y estar en cada momento de la carrera.”

Corriendo con el grupo de 72 mujeres que marcaron menos de 2:45 en Sacramento, Morrey hizo una primera media en 1h22:09 y una segunda media negativa, terminando en un tiempo oficial de 2h43:41.

En su grupo de edad de 40 a 49 años, Morrey fue una de las 23 mujeres que corrieron menos de tres horas en el Maratón Internacional de California y primera de sus grupo de edad F40-44. Su resultado fue casi cinco minutos más rápido que su mejor marca personal del año 2000, que corrió con 24 años.

Fuente

X