Así le han dejado la pierna a Matteo Jorgensen los frenos de disco en la Paris Roubaix

Los frenos de disco están ya más que extendidos en nuestras carreteras. Desde que la UCI y la ITU decidieran aceptarlos -pese a las críticas de gran parte del pelotón- hace más de dos años, lo habitual al cambiar de bicicleta es ya comprar un modelo que los incluya. De hecho parece que hasta los accidentes en los que se veían involucrados los frenos de disco habían desaparecido.

Hasta ayer domingo, que se celebraba la Paris-Roubaix U23, la prueba destinada a jóvenes promesas. Matteo Jorgenson, del equipo de jóvenes de AG2R La Mondiale, se vio envuelto en una caída cerca de Espoirs que como consecuencia le dejó un profundo corte en la pierna. El estadounidense, de 19 años, publicó en su cuenta de twitter una foto y comentó que el corte fue provocado por el freno de otra bicicleta. «No creía que algo de esto pudiese pasar, hasta que me pasó a mí«, escribía. «Agradecido por la presencia de mis padres«.

Él tiene claro que los culpables han sido los frenos de disco. «Es mi pierna izquierda y la curva era a la derecha, otro ciclista fue por dentro justo antes de entrar, partió el freno delantero y se fue hacia mí con rapidez«, ha explicado. «Cuando me levanté, vi su freno y mi zapatilla empapada de sangre. Nada más puede haber hecho un corte tan limpio y de cuatro centímetros de profundidad«.

El equipo del Chambery CF -un equipo que alimenta al equipo del WorldTour AG2R La Mondiale- envió más tarde su propio tweet, mostrando a un sonriente Jorgenson tras una exitosa operación en su pierna.

Fran Ventoso, el precedente

Jorgenson no es el primer piloto que sugiere que un freno de disco les ha herido durante un accidente. En 2016, durante la disputa precisamente de la París Roubaix para profesionales, Fran Ventoso sufrió un aparatoso accidente en el que, supuestamente, un freno de disco le habría causado una gran herida justo debajo de la rodilla. La UCI decidió por entonces suspender las pruebas con estos nuevos frenos, y no fue hasta el siguiente año en que volviese a autorizarlos.

Fuente

X