Buscan el cuerpo de un triatleta de 23 años, desaparecido en el Miño durante el segmento natación

Un triatleta portugués desapareció ayer domingo por la tarde en aguas del río Miño, cerca Goián (Pontevedra), cuando disputaba el segmento de natación del Triatlón da Amizade, que se celebraba en la localidad de Tomiño. Según el diario luso Jornal de Noticias, se trataría de Rafael S., un joven de 23 años y natural de Barcelos.

El dispositivo de búsqueda, en el que participan medios de España y Portugal, se activó cuando Protección Civil dio la alerta de la desaparición del joven triatleta durante la natación con salida en el embarcadero de Goián, en Tomiño. La prueba, que contó con unos 300 inscritos, se disputaba bajo distancia sprint, en la modalidad para adultos, con un sector de 750 metros a nado, 20 kilómetros en bicicleta y 5 kilómetros de carrera a pie.

Desde el primer momento que se alertó de la desaparición de uno de los atletas que participaba en la competición, sobre las 17.30 horas, se activó el protocolo ARIEM 112 de cooperación transfronteriza, y se movilizaron medios gallegos y portugueses en la búsqueda del desaparecido.

Este lunes se han reanudado las labores de rastreo por el río, entre las orillas de Vilanova de Cerveira y la parroquia de Goián, en Tomiño. Efectivos de Protección Civil, el GES de A Guarda, Bomberos de O Porriño, Guardia Civil, Comandancia Naval, Policía Marítima portuguesa, bomberos y medio aéreos portugueses y buzos conforman el dispositivo de búsqueda.

 

sonar

Foto: Jornal de Noticias

El sonar, decisivo para encontrar el cuerpo

El sonar puede ser decisivo para encontrar el cuerpo, si está sumergido. «El sonar detecta cualquier tipo de relieve que tenga el fondo, ya sean objetos de madera, hierro o incluso un cuerpo. Está claro que, en este último caso, será importante para su localización, que puede ser inmediata. Los que utilizan este equipo están acostumbrados a distinguir los objetos, por ejemplo, entre una roca y un cadáver», declaró Pedro Costa, Comandante del Puerto de Caminha. «Intentaremos bucear con marea baja, cuando el efecto de la corriente es menor, que será entre las 13.30 y las 14.00 horas. En ese momento ya tendremos información sobre si existen contactos importantes para investigar o no.»

Esta mañana, alrededor de 50 agentes de diversas fuerzas que participan en la búsqueda del cadáver de Rafael Sá, de 23 años, nacido en Barcelos. Un helicóptero de la Fuerza Aérea Portuguesa sobrevuela el río entre Vila Nova de Cerveira y la desembocadura, en Caminha. Ocho embarcaciones de diversas fuerzas, desde la Policía Marítima de Caminha hasta el Comando Naval de Miño (Tui), Bombeiros de Cerveira, y el buque de la Armada NRP Río Minho inspeccionan el río en un área de unos cinco kilómetros. Los registros de pie se realizan en las orillas de la misma zona.

Según el comandante de la Armada de Miño, Juan Díaz, la desaparición del triatleta se produjo en una «zona con mucha corriente y una de las más profundas» del río Miño.

Fuente: Jornal de Noticias

 

Fuente

X