Cherono gana el maratón de Boston a Desisa en un final de infarto. Degefa no perdona

No ha podido ser. Nuestro querido Yuki Kawauchi y la estadounidense Desi Linden no han podido revalidar su título de campeones del Maratón de Boston en 2019. Y es que hoy la climatología ha respetado algo más y, a pesar de la lluvia y el frío,  la carrera ha vuelto a la normalidad. Las victorias han sido para el keniano Lawrence Cherono y la etíope Worknesh Degefa, que se han impuesto en el maratón más antiguo del mundo, que hoy ha celebrado su edición número 123. Es la primera victoria de Degefa en un ‘Major’. El keniano, que tiene un mejor crono de 2h04:06, logrado en Ámsterdam el pasado año, ganó el Maratón de Sevilla en 2015.

Si hay algo por lo que pasará a la historia la victoria de hoy en Boston ha sido por el apretadísimo esprint final que han protagonizado Cherono y Lelisa Desisa. Un final casi de foto finish, salvo porque Cherono lo dio todo hasta la última zancada en meta para revalidar título, como ya hiciera en 2013 y 2015.

La prueba no ha tenido mucho que decir hasta bien llegado el kilómetro 30, cuando un grupo numeroso que iba en cabeza empezó a seleccionar gallos para la pelea final. El estadounidense Scott Fauble, Cherono, Desisa y otros cinco kenianos empezaron a liderar la prueba. Los ritmos y el cansancio acumulado en las piernas empezaba a pasar factura. Pasado el kilómetro 40, el grupo de ocho se redujo a tres:  Cherono, Desisa y Kenneth Kipkemoi. Este último, ganador de Nueva York en 2018, metió un cambio de ritmo con el que pretendía deshacerse de sus rivales, pero no lo consiguió. La victoria tras un sprint que es mejor ver que leer, fue para Cherono en 2h07:57. Desisa entró a dos segundos después y Kipkemoi, a 10. El primer estadounidense en meta ha sido Scott Fauble, con un tiempo de 2h09:09, y también el primer corredor no africano en meta.

Yuki Kawauchi tuvo que conformarse con el puesto número 17 y un crono de  2h15:28, segundo japonés en entrar en meta hoy en Japón por detrás de Inoue (2:11:52) y terminando su maratón número 93. Quizá todos esperábamos hoy algo más de este corredor que ya es profesional desde el pasado 1 de abril y que sorprendió al mundo entero con su victoria en 2018.

Degefa, intratable

Nada ha tenido que ver la carrera femenina con la masculina. Antes de llegar al kilómetro 10, la etíope ya había dejado claro que este año venía a ganar Boston. No en vano, Degefa venía de conseguir el pasado 25 de enero en Dubai la cuarta mejor marca de la historia (2h17:41).

Worknesh Degefa

Foto: Twitter // Boston Marathon

Quizá la joven corredora de 28 años pagó algo el esfuerzo inicial con la tremenda diferencia que llegó a sacar hasta el kilómetro 30 sobre sus perseguidoras. Aun así, fue tal el margen de tiempo que llevaba que pudo permitirse que se le atragantara los últimos kilómetros, con una Edna Kiplagat pisándole los talones a sus 39 años. Victoria final sin rival alguna para Worknesh Degefa con un tiempo de 2h23:31. Segunda fue la keniana Edna Kiplagat, que ya sabía lo que era ganar Boston en 2017.

El tercer puesto fue para la estadounidense Jordan Hasay (2h25:20), que se llevó la ovación del público ante el contundente dominio africano en la prueba. Desi Linden, ganadora en 2018, tuvo que conformarse con la quinta posición y una marca de 2h27:00, con una bonita entrada en la recta final saludando a los espectadores y agradeciéndoles todo su ánimo.

Fuente

X