Corre con unas Vaporfly prestadas y mejora el récord de la Maratón de Mumbai

Tres corredores etíopes -Derara Hurisa, Ayele Abshero y Birhanu Teshome- marcaron tiempos por debajo del récord de la maratón de Mumbai (2h08:35) el pasado 19 de enero. Pero a pesar de ello, toda la atención se centró en las zapatillas de color verde lima y rosa neón con las que corrieron.

Derara Hurisa, de tan solo 22 años, fue uno de los últimos corredores en incorporarse al listado de salida de élite y era su debut en distancia maratón. A pesar de su inexperiencia, Hurisa hizo un cambio de ritmo en el último kilómetro de la 17 edición del Maratón de Mumbai para terminar con un crono de 2h08:09, rompiendo así el récord de la prueba en 36 segundos. Abshero (2h08:20) y Teshome (2h:08:26) completaron el podio de corredores etíopes.

No es de extrañar que los tres corredores corrieran con las revolucionarias pero controvertidas, zapatillas Nike Vaporfly. De hecho, la mayoría de los atletas de élite masculinos que corrían en el grupo de cabeza utilizaron este modelo, que parece mejorar el rendimiento y está en el objetivo de que World Athletics se pronuncie sobre su futura validez en competición. Se dice, incluso, que las zapatillas son tan eficaces que los corredores africanos empiezan a rechazar contratos con otras marcas de calzado para poder correr con Vaporfly.

Derara Hurisa, corredor sin contrato

El ganador del Maratón de Mumbai de este año, Hurisa, suele correr habitualmente con Adidas, pero el 19 de enero corrió con Vaporfly. Cuando le preguntaron el motivo del cambio de una marca por otra, la respuesta fue muy curiosa.

«Perdí mis zapatillas cuando viajaba de Addis Abeba a Mumbai a principios de semana, por eso tuve que pedir prestadas las zapatillas Nike a mi amigo Abraham Girma (que también estaba compitiendo en Mumbai). Ayer me las probé por primera vez», dijo.

Hurisa intentó restar importancia a la posible ventaja que le habían dado las zapatillas durante la carrera, en la que consiguió batir el récord de la prueba, haciendo eco de lo que había dicho otro de los favoritos, Cosmas Lagat: «Son como las zapatillas normales de entrenamiento. Se trata de la persona que corre, no de las zapatillas. No hay ninguna diferencia. No hay impacto».

El hecho de que muchos de los corredores de élite llevaran las zapatillas en Mumbai coincidió con el hecho de que siete de los corredores masculinos terminaron por debajo de la marca de 2h10, convirtiéndose en la carrera más rápida de Mumbai.

Parece ser que Hurisa no estaría cometiendo ninguna irregularidad contractual, ya que no tiene contrato con ninguna marca en este momento.
«No tengo contrato con ninguna marca. Adidas me proporciona zapatillas. Pero no hay contrato», dijo. Nos imaginamos que con los 60.000 dólares que ganó como premio podrá decidir a partir de ahora con qué zapatillas compite en próximas carreras.

Fuente