Correr con Amigos

Hacer deporte en compañía motiva mucho más. Compartir con alguien el esfuerzo y apoyarse mutuamente hace que la actividad sea más placentera, fácil y llevadera. Correr es un deporte que va en aumento pero tal vez no tenga con quien comparttirlo, o, puede que conozca a alguien con deseos de empezar pero necesita arrancar con el proceso.

Si logramos que este inicio sea más llevadero entonces probablemente nuestro amigo no abandone a la primera y se mantenga con nosotros.

Estas son algunas ideas que podemos tomar en cuenta para ese gran inicio:
– Adaptar el ritmo: Si nuestro compañero se encuentra con una baja condición física, se recomienda alternar periodos, algunos tramos corriendo y otros caminando. Debe ser capaz de hablar mientras camina o corre y con capacidad de controlar la respiración. Se debe iniciar tan despacio como sea posible para que no decida renunciar por sobre exigirse en la primer salida. Una persona que inicia no sabe llevar el ritmo adecuado por lo tanto habrá que ayudarle. Por otro lado, usted puede utilizar este tiempo como un buen calentamiento.

– Planear los objetivos y el entrenamiento: iniciar despacio no implica que no deben existir objetivos. Se debe ir subiendo poco a poco el tiempo de entrenamiento, establezca cuales días serán los que irán a correr y los que definitivamente no. De dos a tres veces por semana es una buena opción.

– ¿Dónde? Un buen recorrido permite que el tiempo sea más llevadero y entretenido. Es mejor un lugar tranquilo donde puedan correr juntos que en carreteras donde pueden haber impedimentos y hasta sea peligroso. Otro inconveniente es que en carretera es probable que nos topemos con cuestas y puede ser algo duro para el inicio

La motivación es una mezcla de pasión, propósito, decisiones y compromiso, los factores que pueden llevar a que su amigo termine encantado con la actividad son muchos, pero tener un plan correcto con una intensidad adecuada es primordial para evitar abandonos prematuros, así que, a correr sea dicho.

X