DESCANSO ACTIVO VS. DESCANSO PASIVO PARA CORREDORES

Ambos tipos de descanso son importantes para la recuperación física y mental.

DESCANSO ACTIVO:

Descanso activo

 

Consiste en realizar ejercicio pero a una baja intensidad y durante un tiempo corto sin exigencias para los musculos ni articulaciones. Los descansos ACTIVOS más recomendados para corredores son:

  • Caminata suave por 30 a 60 minutos.
  • Bicicleta: paseo a un ritmo moderado por un terreno llano hasta 45 min.
  • Deporte amistoso: padel, tenis de mesa o voleibol.
  • Yoga, pilates o tai-chi o estiramientos manteniendo una respiración controlada.

 

DESCANSO PASIVO:

Descanso pasivo

 

 

Consiste en permanecer relajados con el mínimo movimiento ya sea de pié, sentados viendo tv, pc, leyendo, acostados. Esta última favorece la circulación por todo el cuerpo, cuando entrenamos deberíamos dormir una hora más que cuando llevamos una vida sedentaria. Permanecer acostados  en una colchoneta con las manos  debajo de la nuca y con las piernas apoyadas sobre la pared en un ángulo de 90º, durante 5-10 minutos será de gran ayuda para la recuperación de los miembros inferiores. Lo ideal sería hacerlo dentro de las dos horas posteriores al entrenamiento.

 

 

 

PLANIFICACION DEL DESCANSO

Si algo tiene importancia en la preparación de un corredor eso es el descanso. Un buen entrenador sabe planificar cuándo hacer los descansos. En mayor o menor medida todos sabemos realizar entrenamientos de una u otra manera, series o pasadas, fondos o rodajes largos, ejercicios de fuerza, sin embargo muy pocos saben cuándo deben descansar y no le dan la importancia que merece.

Por Lic. Nelsla M. Valenzuela