Él es ciego, ella no camina, pero suben montañas

Melanie Knecht y Trevor Hahn rompen todos los moldes. Ellos aman el senderismo y logran alcanzar metas que todos les dijeron que no podrían alcanzar.

Es que Melanie, de 29 años, nació con espina bífida y necesita de una silla de ruedas para moverse. En tanto, Trevor, de 42, hace cinco años perdió la vista debido al glaucoma.

A pesar de ello, aman la montaña y logran cosas que todos creen imposibles en sus condiciones.

Hace un tiempo, Melanie visitó la Isla de Pascua, y la recorrió sobre la espalda de un amigo. Mediante una mochila diseñada al estilo de la que usan los padres llevaran a los niños pequeños, se pudo trasladar y conocer.

En tanto, a Trevor sus amigos lo guiaban haciendo sonar una campana.

Hace poco se conocieron y entre los dos hicieron el equipo perfecto.

“Él es las piernas, yo soy los ojos”, cuenta Melanie con una sonrisa. Ambos se ayudan mutuamente y se suman a las caminatas del resto de los grupos que emprenden caminatas por los senderos.

Los dos viven en Colorado, Estados Unidos, y su sueño es lograr escalar una montaña de más de cuatro mil metros de altura.

//www.instagram.com/p/Byn8vdDlBgX

Source link

X