El reto viral de hacer 1.000 sentadillas llevó a dos chicas al hospital

La moda de los retos virales no se detiene. Uno de los más difundidos fue el “ice cube challenge”, pero también fueron surgiendo últimamente muchos otros. Y varios de temática fitness, como #bottlechallenge, #burpeechallenge o #cuarentoneschallenge. Hasta Beyoncé creó su propio reto viral: el #Beforeiletgochallenge.

Pero estos retos en ocasiones pueden traer consecuencias bastante complicadas, como pasó con el caso de una adolescente china que retó a otra a hacer 1.000 sentadillas mediante una videollamada.

Y algo que en principio parecía inofensivo terminó llevando a ambas al hospital. Según informó China Press, las dos chicas llevaron su capacidad física al límite en el afán de completar este reto.

Y así fue que a los pocos días de hacer las 1.000 sentadillas empezaron a sufrir las consecuencias, como experimentar dificultades para moverse normalmente y notar que la orina tenía color oscuro.

Finalmente, luego de ser examinadas les diagnosticaron rabdomiólisis, una afección que surge debida a la descomposición del tejido muscular luego de un sobreesfuerzo y que produce la liberación de los contenidos de las fibras musculares en la sangre. Estas sustancias provocan daño renal que puede traer consecuencias muy graves e irreversibles.

Aunque el reto de las 1.000 sentadillas lo han llevado a cabo una larga lista de influencers fitness, como la youtuber Cassey Ho -quien lo grabó en el video que se puede ver en esta nota-, tal como ella misma lo explica para poder llevarlo a cabo se necesita sí o sí de una buena preparación física previa. Y nunca hay que perder de vista que los “challenges” deben servir para divertir y motivar, pero nunca para llevar al límite.

Source link

X