Espectáculo de Sondre Moen para conseguir el récord de Europa de 25.000 metros

Ayer se celebraron los “Impossible Games” adaptados y reinventados para ofrecernos esta versión extraña, sin público, pero a la vez emocionante de los famosos Bislett Games de atletismo que se celebran cada año en Oslo dentro del circuito de la Diamond League y que presentó este jueves un cartel espectacular por el nivel de los atletas escandinavos y las marcas conseguidas, récord de Europa de 25.000 metros de Moen y récord de Europa de 2.000 metros para el menor de los Ingrebrigtsen, Jakob.

El noruego Sondre Moen, que saltó a la primera plana en diciembre de 2017 tras batir en el maratón de Fukuoka el récord de Europa de la distancia y establecerlo en 2:05:48, marca que mantendría en su poder durante dos años, ha vuelto a ser uno de los protagonistas ayer en Oslo.

El noruego que se fue a Kenia para convertirse en un maratoniano más rápido, consiguió la mejor marca continental de la historia en los 25.000 metros con 1h12:46, rebajando la anterior plusmarca del alemán Stephane Franke en 1999 (1h13:57) y a tan solo 21 segundos del récord mundial del keniano Moses Mosop (1h13:25).

Un sistema revolucionario: Wavelight

Moen corrió prácticamente solo, con cuatro liebres de carne y hueso que se retiraron antes de los 10.000 metros para pasar a ser guiado por un innovador sistema tecnológico estrenado en 2018 que marca con luces que se encienden bajo la cuerda del tartán el ritmo al que se debería correr para conseguir una marca. Algo similar a lo que solemos ver en las pruebas de natación y que es importante para que el corredor no tenga que estar pendiente de cronos. Este sistema es conocido como “Wavelight techonology”.

Foto: Instagram // Jakob Ingebrigtsen

Ayer se celebró también el esperado duelo entre los equipos nórdico y keniano. Cada corredor de cada equipo tuvo que correr 2.000 metros uno detrás de otro. Los Ingebrigtsen lo hicieron los tres, Jakob, Filip y Henrik, seguidos de otros compatriotas aunque el ganador se decidía por el tiempo de los tres primeros.

El sistema de luces Wavelight sirvió también de guía para esta prueba en la que Jakob Ingebrigtsen batió el récord de Europa (4:50.01) y que junto con sus hermanos consiguió derrotar a los kenianos. Nada que ver, eso sí, la altitud de Nairobi respecto a la de Oslo ni los medios técnicos de unos y otros.

Fuente

X