Este es el mejor tweet que verás esta semana

Esta semana pasará por ser una de las más extrañas, movidas y agridulces de la temporada. Hemos vivido el triste accidente de Chris Froome, que le aparta de la pelea por el Tour y le mantendrá seis meses fuera de las carrereteras; hemos vivido la descalificación de Juanjo Cobo como ganador de La Vuelta 2011; y, por ende, la primera victoria, con ocho años de retraso, del propio Froome en una gran prueba por etapas.

El británico quedó segundo en aquella Vuelta, a la que fue de gregario de Bradley Wiggins, y con la descalificación de Cobo logra su primer triunfo. «Y sin salir del hospital«, como ironizaban ayer en twitter.

Pero también hemos visto el primer gran recital de un jovencísimo Remco Evenepoel que amenaza, a sus 19 años, con gobernar con puño de hierro el ciclismo de los próximos años. Campeón del mundo sub23 en ruta y contrarreloj, el joven belga fichó esta temporada por  Deceuninck – Quick-Step y ya se ha ganado la admiración del gran público.

Ayer se hizo con su primera victoria profesional, en el Belgian Tour, tras dejar a todos sus grandes rivales a menos de quince kilómetros de meta. Como si en una clásica se tratase, demarró del gran grupo de favoritos y solo su compatriota Victor Campenaerts pudo seguirlo. El vigente recórdman de la hora se fue al suelo en una curva, a cinco kilómetros de meta, tratando de seguir el ritmo impuesto por Evenepoel.

El futuro, en manos de tres ciclistas

La victoria de ayer confirma lo que ya se lleva diciendo meses, que el futuro del ciclismo pasa por tres nombres: el del propio Remco, el de Wout van Aert y el de Mathieu Van der Poel. Si Remco se estrenaba ayer, van Aert daba un nuevo recital precisamente ayer. Tras hacerse hace unos días con la crono de la Dauphine, ayer lograba su segunda victoria parcial nada más y nada menos que al sprint.

Y es que a esta nueva generación de ciclistas no hay nada que les eche para atrás. No entienden de especialidades y se lanzan a por cualquier victoria en la que se vean con fuerzas. De Mathieu Van der Poel, el tercero en discordia, poco podemos decir que no se haya dicho ya.

Y viendo el futuro que nos espera, algún ciclista ya prefiere tomárselo a broma. Thomas de Gendt, del Lotto-Soudal, ayer escribía un tweet que pasa por el más divertido que puedas leer en mucho tiempo:

«¿Pueden todos los ciclistas firmar esta petición para que denieguen a Mathieu Van der Poel, Wout Van Aert y Remco Evenepoel el acceso a las carreteras los próximos cuatro años? Muchas gracias«, escribía el aguerrido ciclista belga. Si no puedes vencerles, por lo menos que no estén.

Fuente

X