Fallece a los 50 años la persona que empujó la silla de Rick Hoyt en Boston desde 2015

El 10 de enero de 1962 nacía Rick Hoyt. Durante el parto, el cordón umbilical se enrolló alrededor de su cuello, causándole una parálisis cerebral debido a la falta de oxígeno. Los médicos pensaron que nunca saldría del estado vegetativo. Sin embargo, gracias a la fuerza de su padre, Rick Hoyt pudo cumplir su sueño de competir IRONMAN como el Team Hoyt, una historia que ha inspirado a muchos otros deportistas y personas en el mundo.

Bryan Lyons, la persona que empujó a Rick Hoyt en la Maratón de Boston desde 2015 cuando ya el padre de Ricky no tenía suficientes fuerzas, ha fallecido a los 50 años mientras dormía, tal y como ha publicado Dick Hoyt en su cuenta de Facebook.

«Recibí ayer la horrible noticia de que Bryan Lyons falleció mientras dormía, se ha ido lejos de sus amigos y familiares demasiado pronto», escribió Dick Hoyt este martes. «Tenemos cientos de fotos y recuerdos de grandes momentos juntos durante tantos años. Rick se va a hundir cuando se entere de la noticia».

Bryan Lyons, un dentista de Billerica, corrió la maratón como miembro del Team Hoyt a partir de 2009. En 2015, sustituyó a Dick Hoyt para llevar a Rick a la línea de meta. Los Hoyts habían participado en la carrera juntos desde 1981.

Rick Hoyt no participó en la maratón de 2019 por problemas de salud, pero Lyons corrió la carrera por su cuenta y le regaló su medalla de finisher a su compañero habitual de carrera nada más terminar.

El Team Hoyt ha sido una leyenda en la Maratón de Boston y otras carreras en todo el país durante casi tres décadas. En 1981, Dick empujó por primera vez a Rick en el Maratón de Boston; el dúo completó más de 1.000 carreras juntos, incluyendo seis distancias IRONMAN.

Fuente