Fallece a los 56 años Michael Krüger, icono de IRONMAN con 17 participaciones en Kona

Día de luto nuevamente para el mundo del triatlón tras conocerse la noticia del fallecimiento del triatleta Michael Krüger, icono de IRONMAN. Krüger cruzó la línea de meta en el Campeonato del Mundo de Hawaii 17 veces, un icono para el mundo del triatlón y la larga distancia.

Michael Krüger era un soldado profesional retirado. Durante más de 30 años había prestado su servicio a la Bundeswehr, las fuerzas armadas alemanas, interviniendo en más de diez misiones en el extranjero que le llevaron a estar fuera de su país durante 1.500 días pasando por Croacia, Bosnia-Herzegovina, Kosovo, e incluso Afganistán. Pero a pesar de haber dedicado su vida profesional a su país, su mayor pasión fue siempre el triatlón.

Clasificado para Hawaii en 1994 por primera vez y hasta 2012

Después de correr su primer maratón en 1987 en Kiel, capital del estado federado alemán de Schleswig-Holstein, donde vivía con su familia, Krüger quedó enganchado definitivamente a las pruebas de resistencia. Después de disputar muchas competiciones de triatlón desde media distancia hasta full, Michael compitió en IRONMAN Europa por primera vez en Roth en 1994, donde se clasificaría directamente para IRONMAN Hawaii, prueba que terminó en 10 horas y 22 minutos.

Lo que siguió en la vida Krüger en los años siguientes puede sonar a cuento de hadas para muchos, de 1994 a 2012 “Micha” se clasificó para estar en la línea de salida de Kailua-Kona año tras año. Como miembro del “Triathlon Army Team IRONMAN”, terminó allí 17 veces y ganó la legendaria camiseta de finisher y la medalla. Hawaii se convirtió en el destino anual obligatorio para este soldado y sus camaradas en la Bundeswehr. A menudo encabezó el tradicional desfile de las naciones el martes antes del Campeonato del Mundo en Alii Drive. Además, completó más de 50 pruebas IRONMAN a lo largo de todo el mundo.

Su lema: “Sé fuerte, ¡nunca te rindas! ¡Te veo en la meta!”

Tres veces se clasificó entre los cinco primeros de su grupo de edad en Kona. Ganó también IRONMAN Florida en tres ocasiones. Su mejor marca personal en la distancia fue de 8 horas y 52 minutos cuando ganó su grupo de edad en IRONMAN Klagenfurt.

Michael Krüger conoció a su mujer, Danny, en un training camp en Cerdeña. Se enamoraron, entrenaban y terminaron dos veces juntos en Hawaii. Sus hijas gemelas nacieron en octubre de 2015, y Michael y Danny se casaron en agosto de 2016. La suerte parecía rodear a la pareja, pero el destino les tenía reservado un imprevisto final.

En octubre de 2015, el año en que nacieron sus hijas, Michael Krüger se clasificó de nuevo para Hawaii en IRONMAN Francia, Vichy. Iba a ser el décimo octavo Campeonato del Mundo IRONMAN para él en Kona 2016, fiel siempre a su lema: “Sé fuerte, ¡nunca te rindas! ¡Te veo en la meta!

Febrero de 2016, diagnosticado de ELA

En febrero de 2016, Michael sintió que algo no andaba bien. Se quejaba de falta de fuerza y sus habilidades motoras no estaban finas. Sobre todo, Michael estaba preocupado porque ya no podía correr rápido. En septiembre de 2016, los médicos le diagnosticaron ELA, una enfermedad degenerativa crónica del sistema nervioso central, de la que ya hemos hablado en varias ocasiones en Planeta Triatlón y a la que el nadador Jaime Caballero trata de dar la máxima visibilidad a través de la asociación “Siempre Adelante”.

La ELA (Escleroris Lateral Amiotrófica), es una de las enfermedades más crueles del mundo, dicho en palabras de Caballero, notas cómo tus músculos dejan de responder mientras que tu cerebro funciona a la perfección. Es como estar encarcelado en tu propio cuerpo.

Desde el momento en que Michael Krüger fue diagnosticado de ELA, su vida cambió de repente. Después de solo un año, Michael ya no podía caminar, ya no podía comer solo y desde entonces dependía de la ayuda externa. En noviembre de 2017, la enfermedad estaba tan avanzada que ya no podía respirar por sí solo, y los médicos tuvieron que realizar una incisión en la tráquea para que pudiera seguir respirando. Desde entonces, ha tenido que ser atendido por un servicio de cuidados intensivos las 24 horas del día.

La familia reconstruyó su casa para que Michael pudiera tener a sus hijos y a su familia cerca a la vez que ser atendido. Después de una larga y dura prueba de cuatro años, Michael Krüger cruzó la línea de meta por última vez el 6 de agosto de 2020.

Descanse en paz uno de los triatletas icono de IRONMAN.

Fuente: tri-mag

Fuente

X