Francia ofrece 50€ para reparar bicis e incentivar su uso

Francia, al igual que otros muchos países en el mundo, está viendo en la bici una oportunidad para evitar los problemas que una vuelta al transporte colectivo podría suponer una vez superado el período de confinamiento.

Hace unos días reflexionábamos sobre el protagonismo que podría tener la bici al convertirse en principal medio de transporte cuando esta situación se normalice y como forma de mantener el distanciamiento social. También veíamos cómo la venta de bicis se disparaba a nivel mundial y especialmente en Estados Unidos y Australia.

Francia está siendo uno de los principales promotores del impulso de las dos ruedas como medio de transporte individual a corto plazo como forma de cumplir con el distanciamiento social y la función de movilidad. No en vano, París ha invertido 300 millones de euros para la creación de ciclovías que estarán a punto a partir del próximo 11 de mayo.

Un plan de inversión de 20 millones de euros

A partir del 11 de mayo terminará el confinamiento en el país, y la mejor forma de incentivar el uso de la bicicleta es contribuir con 50 euros por persona para la puesta a punto y reparación del parque ciclista nacional. Una medida ejemplar, sin duda, para fomentar el uso de la bici y mantener los coches alejados de las calles de la ciudad.

La ministra de Medio Ambiente, Elisabeth Borne, anunció el jueves un plan de 20 millones de euros para la reparación de bicicletas, la instalación de aparcamientos temporales para bicis y la financiación de cursos de entrenamiento para ciclistas.

El gobierno está interesado en que más gente vaya en bicicleta y en reducir el hacinamiento en los metros y autobuses, donde es difícil practicar el distanciamiento social necesario para prevenir la transmisión del virus.

Borne aseguró también que el gobierno está estudiando un programa que permita a los empleadores cubrir hasta 400 euros de gastos de viaje de los empleados que vayan en bicicleta al trabajo.

La Federación Francesa de Ciclismo (FUB), que coordinará el programa de reparación de bicicletas, dijo que el gobierno ha preparado 300.000 cheques por valor de 50 euros para el programa de reparación y dijo que éste se extenderá si tiene éxito.

“El ciclismo puede contribuir a prevenir una segunda ola de la pandemia de coronavirus”, dijo el presidente de la FUB, Olivier Schneider.

París cuenta actualmente con 370 km de carriles para bicicletas y se espera que los carriles temporales aumenten esa cantidad a 650 km.

Fuente

X