Instagram: Sebastian Kienle se tiene que poner firme con un aficionado

La principal vía de ingresos de nuestros deportistas de élite es el apoyo de los patrocinadores, que les dan la tranquilidad suficiente como para afrontar la temporada sin las urgencias económicas que podría suponer depender de los premios concedidos por las pruebas.

A cambio, a parte de prestar su imagen, los deportistas utilizan sus redes sociales para servir de plataforma a las marcas. En muchas ocasiones, lo más sencillo es hacer recomendaciones de alguno de los productos de estas empresas soporte.

Pero este tipo de publicaciones también les puede jugar, a su pesar, malas pasadas

Sebastian Kienle, frente a un aficionado incómodo

El vigente tercer clasificado en Kona es un ejemplo de ello. Poco imaginaría Sebastian Kienle la polémica que su instagram iba a provocar esta semana.

El triatleta alemán, que es uno de los que más cuida sus redes sociales, no podía imaginar la que se le vendría encima por parte de uno de sus seguidores  cuando subió hace unos días una fotografía anunciando las New Balance 1080v10 en su cuenta de Instagram.

Identificada perfectamente con la etiqueta de anuncio, se trata de un post en el que el deportista, patrocinado por Orca, Scott o la citada New Balance, aparece corriendo en Fuerteventura con las deportivas.

“Creo que estas zapatillas ayudarán a muchos deportistas con las lesiones. La estructura de protección para el talón es muy agradable para el talón de Aquiles”, son las declaraciones del alemán que provocaron el enfado de uno de sus followers.

“Es fácil engañar a la gente promocionando a tu patrocinador y lo sabes. Ni existe ningún calzado  que evite las lesiones, ni existe ningún calzado que corrija la biomecánica para mejorar la técnica. Deja de engañar a la gente”, respondía el enfadado seguidor. 

“He usado más de 100 modelos diferentes de calzado en los 25 años que llevo en el deporte” respondía Kienle.

En lo que respecta al talón de Aquiles hay grandes diferencias entre las zapatillas. Si dices que no hay diferencias es que no tienes ni idea. No digo que las zapatillas sean buenas para todos los problemas. Además, la publicación está etiquetada como anuncio, y no veo a mucha gente haciendo eso”, aclaraba el de Mühlacker con aparente molestia por las palabras del aficionado.

A partir de ese momento, se iniciaba un tenso debate en los comentarios de Instagram entre Sebastian Kienle y el aficionado en el que cada uno expuso sus razones por las que defender su postura.

Ambas posturas enfrentadas y con dos hipótesis en oposición. La del aficionado, de parte de los estudios científicos que existen sobre la materia.

La del alemán, utilizando su propia experiencia como argumentación.

Así, mientras el primero le exigía algún artículo científico que corroborara lo que afirmaba, el triatleta explicaba que su principal evidencia científica era su propia experiencia. “Te sugiero correr tu próxima carrera en Converse entonces No tengo ningún estudio salvo mi propia experiencia en las lesiones del talón de Aquiles”, finaliza el alemán.

Además, paralelamente el resto de seguidores del triatleta comenzó a valorar lo que acababa de suceder, dando la razón en la gran mayoría de los casos al alemán con argumentos relacionados con la veteranía del mismo. “¿Has ganado el Campeonato del Mundo de IRONMAN? ¿No? pues te callas?” respondía una indignada fan del triatleta.

Fuente

X