Jakob Ingebrigtsen logra el récord noruego de 5K en pleno desconfinamiento

Ayer a primera hora de la mañana comentábamos que dos de los tres hermanos Ingebrigtsen, Jakob y Henrik, volvían a competir de manera oficial.

Con Noruega permitiendo entrenar en exterior a los deportistas de élite durante estos dos meses, los dos hermanos se enfrentaban ayer, en Stravanger, al reto de intentar mejorar el tiempo de 13:37 en 5K logrado en febrero de 2019 por su compatriota Sondre Norstad Moen.

Jakob fue quien se llevó el gato al agua, parando el crono en 13:28. Henrik también mejoró la marca de Norstad Moen, llegando a meta en 13:32.

Gran sensación esta de volver a competir de nuevo“, escribía Jakob en sus redes sociales. “Quién sabe, ¿quizás la siguiente ya en la pista?“.

Queríamos asegurarnos de que el recorrido estaba medido y la competición aprobada por la asociación de atletismo antes de decir que sí“, reconoció Gjert Ingebrigtsen, padre y entrenador de ambos, en una entrevista concedida a ABC Nyheter.

La pequeña de los cuatro hermanos, Ingrid, también tomó la salida en la categoría de 14 años. Logró terminar en 18:00.

Primera carrera cumpliendo las nuevas normas de distanciamiento

La carrera, disputada sobre un recorrido a dos vueltas de dos kilómetros y medio, era la primera que se celebraba desde la llegada de la crisis de la pandemia, y se tomaron todas las medidas necesarias para cumplir con la normativa de distanciamiento social.

La carrera se realizó de manera escalonada, saliendo en grupos de cinco y separados por treinta segundos entre olas, además de con distancia entre deportista y deportista de un metro.

Durante el transcurso, no hubo avituallamiento, y los espectadores, pocos, se repartieron de manera escalonada a lo largo del recorrido.

Los cambios más significativos se vieron en meta: donde no hubo ceremonia de entrega de trofeos y medallas, no hubo guardarropa y tampoco duchas.

Todo apunta a que, dentro de unas semanas, en España podría haber algún tipo de experimento similar.

Fuente

X