Jan Frodeno: “Si muriese en accidente de bici, me gustaría que mis amigos saliesen a rodar en mi honor”

Stefan Keul, una de las personas de más relevancia dentro de la marca de bicicletas Canyon, falleció el pasado domingo en un atropello mortal mientras rodaba en bicicleta. El accidente se produjo mientras circulaba en grupo por Aldino, en Italia. Stefan chocó violentamente contra un coche y salió disparado chocando contra el suelo, según testigos. El personal médico acudió al lugar de los hechos pero lamentablemente no pudo hacer nada por su vida.

Muy vinculado a los profesionales de la marca, muchos de ellos han mostrado su tristeza por el fallecimiento. Jan Frodeno, amigo muy cercano a Keul escribía: “Hemos ganado cuatro títulos mundiales, nos hemos golpeado la cabeza y nos hicimos los mejores amigos gracias a ello. ¡Te echare de menos amigo!”. Daniela Bleymehl publicaba una foto junto a él agradeciendo todos los momentos vividos.

Talbot Cox, fotógrafo de Canyon se mostraba muy afectado: “Se convirtió en un gran amigo, se preocupaba por los demás y su único interés era asegurarse de que las bicicletas de sus atletas estuvieran en el mejor estado posible“. Por su parte el dos veces Campeón del Mundo Patrick Lange colgó ayer miercoles una enigmática foto en negro en su cuenta de Instagram en la que comentó que se tomaría unos días libres para asimilar una pérdida cercana, aunque desconocemos si se refería al alemán.

“Era uno mas del equipo”

El preparador de bicis era una persona muy conocida en el mundo del triatlón. Ayudó a Lange y Frodeno a conseguir sus victoria en el Campeonato del Mundo de Ironman, y con el resto de embajadores de la marca su dedicación fue absoluta. Llegó incluso, como contaba Cox, a buscar una batería de di2 para Lionel Sanders a las dos de la madrugada.

Frodo, en declaraciones para un periódico alemán ha explicado esta mañana que para él no había mejor forma de morir: “Si me pasará a mi, me gustaría que mis amigos montarán en bicicleta en mi honor, suena raro, pero no hay mejor manera de irse“. También cuenta cómo está viviendo estos duros días: “Lo escuché el domingo y fue un momento surrealista para mi. Tengo que admitir que lloré. Keul estuvo desde el primer día que fui a Canyon, teníamos una buena relación privada y nos llevábamos muy bien”.

Fuente

X