Judith Corachán, clasificada para Kona

¿Puede haber una mejor noticia para un sábado por la mañana? Judith Corachán se ha convertido en la cuarta española que compita en el Campeonato del Mundo de IRONMAN, y une sus nombres a los de Gurutze Frades, Saleta Castro y Virginia Berasategui.

La catalana estará el próximo 10 de Octubre en las aguas de Kailua Bay gracias a la tercera plaza lograda esta madrugada en IRONMAN Nueva Zelanda.

Dado que la primera clasificada ha sido Teresa Adam, compañera de club de Albert Moreno -y que ya contaba con slot gracias a su triunfo en IRONMAN Western Australia-, y segunda Meredith Kessler -también ya clasificada para Kona tras su tercera plaza en IRONMAN Arizona-, el slot en juego pasa automáticamente a la tercera en meta, que ha sido precisamente Judith.

El maratón más rápido de todas las participantes

Una vez más, como ya ocurriese en IRONMAN Vitoria y otras tantas carreras, Judith ha tenido que ganarse la posición en el último de los segmentos, el de la carrera a pie, en el que ha logrado el mejor tiempo de todas las participantes, 3:04:44.

De hecho, con Adam y Kessler muy distanciadas desde el principio, en el kilómetro 138 del segmento ciclista era quinta a más de cuatro minutos de Rachel McBride, en ese momento poseedora del slot en juego.

A menos de quince kilómetros para la transición Corachán ha conseguido dar alcance a Jocelyn McCauley, cuarta, aunque, no obstante, la diferencia con la veterana canadiense continuaba siendo de poco más de cuatro minutos.

Pero nada más comenzar a correr se veía que solo era cuestión de tiempo que la de Desam alcanzase a su rival: mientras McBride corría a 4’24” el kilómetro, Judith era capaz de hacerlo a 4’02”.

A los once kilómetros ya había logrado ponerse en tercera posición y al pasar por la media maratón la ventaja a favor de la del Prat del Llobregat ya era de cuatro minutos.

Con la tranquilidad de poder regular y controlar en la última de las vueltas, Judith ha terminado entrando en meta en un tiempo de 9:03:21 y con más de siete minutos de ventaja sobre la cuarta clasificada.

“Una carrera muy dura”

Pese a la ventaja frente a McBride, se veía entrar a Judith muy fatigada en meta. “Ha sido una carrera muy dura“, reconocía nada más cruzar la meta, “pero he peleado hasta el final… y lo he conseguido“.

En la ceremonia de entrega de premios se veía como prácticamente no podía caminar.

Challenge Salou, el próximo reto

El slot cambia por completo el panorama: Judith afronta el resto de la temporada sin la presión de tener que afrontar más IRONMAN y poder centrarse en preparar a conciencia la cita del próximo mes de Octubre.

De esta manera, la próxima competición en que le veamos tomar la salida será dentro de tres semanas, el 29 de marzo, cuando busque revalidar, por tercer año consecutivo, la victoria en Challenge Salou.

A partir de ahí, The Championship, donde se medirá a rivales del calibre de Daniela Ryf o Lucy Charles.

Fuente

X