Justin Gallegos, primer atleta profesional con parálisis cerebral en terminar Chicago

Su ídolo Eliud Kipchoge hizo historia el sábado, y el domingo Justin Gallegos rompía también las barreras humanas y terminaba su primer maratón. Corriendo con su padre Brent, el primer corredor profesional con parálisis cerebral en firmar un contrato de Nike completó la maratón de Chicago en un tiempo de 4:49:30.

Y es que han cambiado muchas cosas desde aquel 6 de octubre de 2018, día internacional de la parálisis cerebral, en que Justin Gallegos recibía la noticia por sorpresa al terminar un entrenamiento. El atleta de 21 años de la Universidad de Oregon firmaba un contrato con Nike durante los siguientes 3 años. Aquel vídeo con la feliz noticia dio la vuelta al mundo y acumuló cientos de miles de visitas. Justin corría su segunda media maratón en Eugene en 1:56:36, mejorando su marca personal y cumpliendo con su objetivo de bajar de las dos horas.

Eliud Kipchoge no tardó en reconocer la hazaña conseguida por Justin y comenta con regularidad los post que Justin sube a sus redes sociales. Ambos han tenido el fin de semana de su vida, Eliud superando por primera vez en la historia del atletismo la barrera de las dos horas y Justin terminando su primer maratón a los 21 años.

Justin Gallegos

Foto: Nike

 

Las claves del éxito de Justin Gallegos

Una de las claves de la vida de Gallegos es su padre, Brent. Ha estado corriendo con él desde que su hijo se incorporara al equipo de cross en su primer año de bachillerato. Chicago ha sido también el debut en maratón para el padre de Justin, un ex-velocita y saltador de pértiga.

Metallica sigue siendo una de los grupos favoritas de Justin. Ha recurrido a su música -y a los episodios de su podcast favorito, The Joe Rogan Experience- para poder cumplir el entrenamiento que esta distancia exige.

También se ha mantenido fiel a su objetivo, que se alinea con la de Kipchoge: «Para probar y demostrar que nadie tiene límites. El único límite que tenemos es nuestra mente«, exactamente el mismo mantra que repite una y otra vez el plusmarquista mundial de maratón.

La parálisis cerebral, un trastorno neurológico, afecta la forma de andar y el habla de Justin. Cuando quiso jugar al fútbol en la escuela secundaria, su padre le convenció de que el cross podría ser mucho más apropiado para sus capacidades. Así que se pusieron en contacto con el entrenador, y Brent se incorporó con Justino durante el 90 por ciento de su entrenamiento. Justin empezó a entrenar en la división paralímpica compitiendo en el campeonato estatal y se convirtió en campeón estatal de 400 metros.

Cuando Justin empezó a correr, sus pies se empezaron a volver hacia adentro, causándole frecuentes caídas, cosa que le sigue sucediendo a día de hoy en competiciones largas. Con el tiempo hasta la escuela secundaria, y a medida que se graduaba y se unió al Club de Carreras de la Universidad de Oregon, el deporte mejoró su fuerza y coordinación.

Su ritmo también ha mejorado significativamente, de correr a más de 7 minutos el kilómetro, ahora ya está corriendo a cinco largos. De hecho, su mayor problema últimamente ha sido empezar demasiado rápido. Por eso tiene que mirar frecuentemente su reloj e intentar ir más despacio al empezar. Este domingo ni el reloj ni nada pudo con Justin Gallegos, primer atleta profesional con parálisis cerebral que ha terminado Chicago.

Fuente

X