Kilian Jornet muestra el ritmo infernal de Cheptegei para conseguir el récord mundial de 5.000m

“Cuando era adolescente tenía dos fotos en mi cuaderno de entrenamiento; una de Stéphane Brosse y otra de Kenenisa Bekele. En esta foto, Bekele llevaba una camiseta gris cuando rompió el récord mundial de los 5000m. El viernes Cheptegei corrió esta distancia casi 2 segundos más rápido en 12’35”. Cuando ves estas carreras en la tele o en streaming parece casi sin esfuerzo y es difícil darse cuenta de lo rápido que van. Si vas a una pista e intentas correr una sola vuelta en un minuto en llano o incluso solo 100m en 15 segundos entenderás lo increíblemente rápido que es correr a esa velocidad durante 5K, 12,5 vueltas o 50 veces 100metros.” Con esta rotunda sinceridad ha querido poner en valor Kilian Jornet lo que ha Joshua Cheptegei consiguió el viernes pasado en Mónaco, algo a altura de muy pocos, romper un récord vigente desde hacía 16 años.

Cheptegei iba a por todas y con absoluta determinación. Para ello contó con liebres físicas y luminosas. Y bajó en casi todas las vueltas del 1:01, que era el objetivo a batir. En las dos últimas bajó del minuto para conseguir batir la marca de Kenenisa Bekele en 2004: 12.35.7

Iba con un propósito claro, las liebres (tanto las físicas como las luminosas) estaban preparadas para ello y lo cierto es que el africano no defraudó. Cheptegei bajó en casi todas las vueltas del 1:01 y en las dos últimas del minuto para batir una marca que nadie había conseguido superar desde 2004. 12:35.36, un registro que quedará para la historia.

Por eso, continúa Jornet en su post: “Inspirado por los increíbles resultados de Mónaco fui a la pista por primera vez después de un par de meses. (Y estuve bastante ocupado como puedes ver con un niño, una abeja y yo). Como estoy saliendo de una lesión solo hice unas pocas repeticiones para evitar una recaída, pero sienta bien empezar a hacer algo de trabajo de velocidad de nuevo“, reconoció.

Fuente

X