La medalla que la última finisher del maratón de Rotterdam entregó a su amiga enferma

La corredora holandesa Esther Pieterse fue una de las participantes que mayor ovación levantó en la meta del Maratón de Rotterdam, celebrado el pasado 7 de abril. El motivo no era otro que ser la última corredora en atravesar la alfombra de meta tras  6 horas, 46 minutos y 52 segundos. Para algunos puede parecer una locura, emplear tanto tiempo en correr los 42 kilómetros, pero cuando el motivo es otro, puede que no parezca tan descabellado cuando detrás hay una detrás una historia de motivación y lucha por una buena amiga.

Esther Pieterse

Su amiga Vivian lucha todos los días contra un cáncer de intestino. Ha pasado por muchas cirugías, pero la enfermedad no termina por curarse por completo y continúa reapareciendo. El maratón fue un día de sangre, sudor y lágrimas para Esther, que quería dedicarle la medalla del maratón de Rotterdam a su pareja enferma como principal motivación, sin haber entrenado en serio para ello.

La cara de felicidad después de entrar en meta y coger la medalla para colgársela al cuello de Vivian fue lo más emocionante del final de la carrera: “Tengo algo para ti. Por lo que lo hice”, le dijo Esther a su amiga Vivian justo después de terminar. “Cariño, sé lo duro que siempre peleas y sigues y sigues. Y… estoy tan jodidamente orgullosa de ti… Sé que te operarán en un par de semanas y empezarás a pelear de nuevo”.

 

Esther Pieterse

 

Fuente

X