La obligada reinvención de los triatletas

Después de once meses entrenando y mejorando mis cualidades como triatleta, llega el momento de tomar un descanso“. Así se pronunciaba Fernando Alarza tras conocerse la cancelación del Campeonato de Europa de triatlón.

El talaverano, que había aprovechado el confinamiento para pulir aspectos técnicos y nos reconocía hace unas semanas que en determinados aspectos se encontraba incluso mejor que antes de la pandemia, ve como 2020 se queda sin pruebas u objetivos.

Como él, otros tantos profesionales ven como el año se da por finiquitado a nivel deportivo. Sin embargo la vida sigue y la forma se ha de mantener, aunque sea sin el acicate de ponerse un dorsal en una serie mundial, un campeonato nacional o un larga distancia.

Del triatlón al running

Mario Mola ha sido de los primeros en cambiar el chip. El tres veces Campeón del Mundo de triatlón estará este fin de semana en Palma de Mallorca en un 3.000 en pista, en el que se medirá a figuras como Said Mechaal o Aziz Boutoil.

Nuevos objetivos, aunque no desconocidos, para mantenernos conectados a esta atípica temporada” escribía esta mañana en Twitter.

También estará Carolina Routier en la prueba femenina.

Pero no son los únicos que han aprovechado pruebas. Sin ir más lejos, de los primeros en volver a competir estas semanas era Kristian Blummenfelt, que tras competir en una prueba oudoor, se probaba hasta en dos ocasiones en pista. Richard Murray, por ejemplo, se ha centrado en mejorar tiempos personales, como podíamos ver en uno de sus últimos vídeos.

blummenfelt record del mundo de ironman 70.3 cuál es el tiempo de kristian blummenfelt en media maratón
Foto: Getty Images for IRONMAN // Activ Images

Del triatlón al ciclismo

Quizás el caso más evidente ha sido el del ciclismo. Ander Okamika, vigente Campeón de España de media distancia, se estrenaba hace unas semanas en la Vuelta a Zamora, donde lograba hacer TOP10 en la clasificación general.

Este fin de semana eran Gustavo Rodríguez y Cristóbal Dios quienes se ponían un dorsal ciclista para sentirse de nuevo deportistas.

Ambos, que se enteraban ayer de la cancelación definitiva de Embrunman, competían en tierras gallegas. “Fin de semana disfrutando como un enano con la bici y sintiendo ese puntito de nostalgia que nos hace pensar que tiempos pasados siempre fueron mejores“, podíamos leer en Instagram a Gustavo, que recuperaba la ilusión de volver a competir.

En féminas, Sara Pérez se estrenaba el pasado 24 de julio en Pamplona, aunque no de la manera que esperaba. Llegaba “con ganas de debutar“, pero la inexperiencia dentro del pelotón le pasó factura.

Mi afán por seguir a mis compis y colocarme delante así como de superar mi miedo y tratar de estar en la “pomada” hicieron que estuviera en una situación que no controlaba” escribía en instagram. “Esto sumado a mi falta de experiencia en estas pruebas y que soy algo lenta de reflejos creo que propiciaron que me caiera en un bandazo que hubo“.

Tampoco pudieron debutar de manera plena las hermanas Brea, que tomaban la salida en la Clásica Durango-Durango. La prueba, ganada por la vigente Campeona del Mundo, la holandesa Annemiek Van Vleuten, vio cómo ambas tenían que abandonar a lo largo del recorrido.

La entrada La obligada reinvención de los triatletas aparece primero en Planeta Triatlón.

Fuente

X