La PTO insiste en su intención de comprar IRONMAN

“Les escribimos en nombre de la Organización de Triatletas Profesionales y observamos con interés su anuncio de que Wanda está en posibles conversaciones preliminares sobre la venta de su negocio mundial de triatlón”. Así comienza otra de las innumerables declaraciones de intenciones de la PTO para hacerse con la gestión de IRONMAN. 

Que la organización quiere hacerse con el circuito de pruebas no es ningún secreto. Ya el pasado mes de septiembre enviaron una carta al gigante asiático manifestando sus pretensiones, pero la reunión quedó desestimada. El propio Andrew Messick, CEO de IRONMAN, se encargó de educadamente responder.

No obstante, el reciente interés de Wanda por deshacer la posición en IRONMAN ha reforzado las ganas de la PTO por abrir ronda de negociaciones y poder hacerse con el control sobre la marca.

¿Por qué quiere vender Wanda IRONMAN?

El hecho de que Wanda quiera abandonar su posición de máximo accionista en IRONMAN obedece a dos razones principales: por un lado, la rentabilidad.

En Agosto de 2015, cuando se hizo efectiva la compra, ésta se valoró en 650 millones de euros. En este tiempo IRONMAN ha incrementado su negocio en la media distancia pasando de 145.000 participantes a más de 200.000 este pasado 2019, lo que supone un crecimiento del 37%.

Aunque el circuito de larga distancia se haya estancado en los últimos cuatro años, continúa congregando anualmente a otras 200.000 personas, lo que lleva a que la facturación, solo por venta de dorsales, supere los cien millones de dólares. A esta cifra habría que añadir el merchandising y la inversión de los patrocinadores.

No obstante, hay que tener en cuenta que, pese a los buenos datos de IRONMAN, la división deportiva de Wanda reportó unas pérdidas en el tercer trimestre de 2019 de 31,2 millones de euros.

Por otro lado, hay que tener en cuenta la necesidad de Wanda Holding de reducir su ratio de endeudamiento financiero. S. En este sentido, en los últimos ejercicios, ya había deshecho posiciones, como la venta del 14% que poseía en el Atlético de Madrid.

Un esfuerzo por la compra pese a las negativas

Y por eso, la PTO ya envió una carta el pasado 3 de febrero en la que manifestaban su intención o bien de realizar una oferta en efectivo, o bien de llegar un acuerdo en el que los actuales dueños de la competición también participen en el negocio.

“Aún no nos han respondido a la carta del 3 de febrero, en la que comunicamos a Wanda que el PTO está dispuesto a entablar conversaciones y a considerar una transacción totalmente en efectivo o una en la que los actuales accionistas puedan participar”, comunica la organización en esta nueva carta. 

Además, la PTO afirma que la organización “está dispuesta a trabajar con otros grupos interesados en adquirir el negocio”. Precisamente a raíz de esta opción, la organización ha decidido mandar un mensaje a los posibles compradores: “Pedimos a los posibles compradores que si existe alguna restricción en algún acuerdo que les prohíbe negociar con el PTO, renuncie a estos para poder optimizar el precio de venta”.

“Creemos que nuestra participación en el proceso de venta permitirá a los accionistas de Wanda aumentar el valor de cualquier venta de WTC y el hecho de no dar al PTO esta oportunidad les afectará de forma negativa”, añade la organización en referencia a las anteriores negativas por parte del gigante asiático.

Sobre la oferta de la organización que sigue en pie, sus socios afirman que “es una oportunidad única para el crecimiento de World Triathlon Corporation dentro de un entorno saludable”.

Como ya hemos comentado, el primer intento de contacto por parte del PTO recibió una negativa de Wanda y el segundo intento aún no ha sido contestado.

Por eso la organización hace especial hincapié en este asunto en la carta. “Estamos preparados para iniciar de inmediato las conversaciones y esperamos una respuesta rápida y favorable. Además, publicaremos una copia de esta carta, ya que la anterior acercamiento aún no ha recibido contestación”, añaden. 

La PTO, apoyada por Michael Moritz y North Point

Hay que recordar que para esta posible inversión la organización está apoyada tanto por Michael Moritz, principal inversor de Sequoya Capital y que también tiene dinero invertido en gigantes de la talla de Google o Paypal, y de North Point como asesor financiero.

Este último es un banco de inversiones que ha realizado transacciones a empresas tan conocidas como Starbucks.

Y precisamente por lo que acabamos de comentar, es probable que la organización tenga ahora más posibilidades de que la operación se lleve a cabo que las que atesoraba cuando envió la primera carta allá por el mes de septiembre.

WTC, mucho más que IRONMAN

Hay que recordar que World Triathlon Corporation, además de IRONMAN, también engloba otras competiciones como la Cape Epic, los Abbott Marathon y las Rock’n’Roll Series.

Fuente

X