Las IRONMAN VR concederán slots para el Campeonato del Mundo de IRONMAN 70.3

Desde que el pasado 1 de abril IRONMAN presentase el circuito IRONMAN VR, más de 100.000 deportistas han tomado la salida en alguna de las nueve pruebas disputadas (entre ellos, nuestro director Diego Rodríguez).

El funcionamiento es sencillo: se sincroniza con Garmin Connect -o la plataforma que se utilice, a excepción de Strava, que no permitió el uso de sus datos– y de manera automática se aparece en las clasificaciones.

Ahora hemos sabido que la participación será mucho más que testimonial y por el gusto de volver a sentirse miembro de una clasificación. Según como apunta Triathlete, IRONMAN estaría planteándose conceder plazas para el Campeonato del Mundo de IRONMAN 70.3 2020 a través de varias carreras.

¿Cuál sería el proceso?

Alrededor de cien plazas -pendiente de confirmar- serán otorgadas a los mejores atletas de una clasificación conjunta entre las VR10, 11, 12 y 13.

Cada una de ellas concederá una serie de puntos (teniendo en cuenta que una es de distancia 70.3), y aquellos que más acumulen optarán al slot para participar en Taupo.

¿Y las trampas?

Andrew Messick, CEO de IRONMAN, es consciente de la dificultad de controlar las trampas. “Se pueden ver algunos resultados extravagantes”, reconoció.

Desde este punto de vista, IRONMAN ha establecido dos divisiones, una para los grupos de edad que solo quieran tomar la salida, y luego una división Challenger, en la que los requisitos pasan por tener que hacer los segmentos en exterior o en Rouvy.

Solo aquellos inscritos en Challenger podrán optar a los slots. Además, se están preparando un nuevo reglamento, como por ejemplo incluir directrices de calibración para los rodillos y el control del peso de los inscritos.

Según Triathlete, Messick habría planteado una especie de “pasaporte biológico de entrenamiento virtual“, para garantizar que los resultados de las carreras de los atletas sean coherentes con los resultados.

Fuente

X