Los 10 mejores monitores de frecuencia cardíaca para el pecho

Cuando se habla de los mejores monitores de frecuencia cardíaca los deportistas y los triatletas tenemos muy pocas opciones en la cabeza: Polar, Garmin y Wahoo son posiblemente los tres más recordados (y vendidos).

Pero hay otras marcas que también cuentan con sus dispositivos y a precios interesantes que pueden prestarnos un servicio similar.

En el artículo de hoy vamos a intentar listar cuáles son, desde nuestro punto de vista, los más interesantes.

Recuerda, por cierto, que en nuestro comparador de precios puedes encontrar otros tantos dispositivos tecnológicos: desde potenciómetros a relojes GPS, pasando por ciclocomputadores.

SmartLab Monitor de frecuencia cardíaca

La compañía alemana, que también cuenta con una báscula de bioimpedancia de la que hablamos en su momento, cuenta con esta banda de frecuencia cardíaca que trabaja por ANT+ y Bluetooth, pudiendo enviar la información a varios dispositivos.

A la hora de configurarla es muy sencillo, ya que basta rastrear desde el reloj que utilicemos, con los valores transmitiéndose de manera inalámbrica.

La cinta es lavable -recordad que conviene lavarla sin la unidad al menos una vez a la semana- y la duración de la pila ronda los doce meses.

CooSpo 4.0

La compañía china destaca por tener varios modelos distintos de cinta de frecuencia cardíaca, aunque apenas éste, y el 8.0, son los que se pueden encontrar en España.

La conexión es por Bluetooth y por ANT+, lo que permite emparejarlo de manera muy rápida con teléfonos, tablets, relojes GPS y ciclocomputadores, además de poder conectarse con la mayoría de aplicaciones de entrenamiento: Zwift, Endomondo o Nike+, entre otras, lo reconocen.

También es compatible con los relojes Garmin y Polar.

MooFit

La compañía fundada en 2015 en California es especialista en el desarrollo de apps relacionadas con el corazón.

Esta cinta es compatible con la mayoría de relojes GPS, incluyendo Garmin, Suunto, Polar, Timex, Samsung o Amazfit. Además, con aplicaciones como Zwift, Endomondo o Peloton (que poco a poco entra en España).

No se puede utilizar en piscina (no reconoce los datos), aunque sí es sumergible ya que es IP67.

Fitness Prince

Una de las pocas cintas de frecuencia cardíaca que no funciona con pila y que es recargable con un cargador externo. Además cuenta con la ventaja de llevar un pequeño led que, en función del color, nos indica en qué estado se encuentra la batería.

También es IP67, resistente a inmersiones de un metro de profundidad, aunque no arroja los datos mientras entrenamos en la piscina.

CooSpo H808

Una de las cintas de frecuencia cardíaca más ligeras del mercado, con solo 25 gramos de peso (la unidad con la pila).

Compatible con todos los grandes dispositivos GPS y las aplicaciones más importantes, su gran ventaja es que permite hacer estudio de la variabilidad de la frecuencia cardíaca, uno de los indicativos más importantes que nos hemos de tomar los deportistas para saber si estamos recuperando bien de los entrenamientos o no.

Wahoo TICKR X

jan frodeno wahoo tickr triatlón deporte de riesgo
Foto: Wahoo Press

Posiblemente uno de los más vendidos del mercado, y más ahora que ha sido actualizado por la marca norteamericana. Conecta por Bluetooth y ANT+, y no solo a los ciclocomputadores de Wahoo, también funciona con Polar, Garmin, los distintos Apple Watches o Samsung.

Hay cuatro modelos distintos: Wahoo TICKR, Wahoo TICKR Run, Wahoo TICKR X y Wahoo TICKR Fit.

El X en concreto, el último en salir, permite hasta tres conexiones Bluetooth al momento.

Polar H10

Desde nuestro punto de vista, la mejor opción del mercado. Es conocido por su precisión a la hora de arrojar los datos de pulso, y dado que conecta por Bluetooth y ANT+ es compatible con modelos de la competencia.

La correa es de las mejores, con electrodos mejorados, una hebilla fácil de usar y puntos de silicona, además de que no se da de sí a medida que avanza el entrenamiento.

Banda de frecuencia cardíaca Garmin

¿Quién no ha tenido en alguna ocasión la banda Garmin? Esta que mostramos, la Dual, pasa por ser la más vendida.

Su gran ventaja es la duración de la bateria, que puede alcanzar los tres años y medio.

Transmite la información a través de ANT+ y Bluetooth, y es reconocida por la mayoría de sistemas de entrenamiento en línea.

En Garmin tienen varios modelos más, como el específico para running -la banda roja- y el específico para la piscina -la banda azul. De estas dos nos gustaría destacar la de la piscina, que aunque no arroja los datos de manera inmediata (no los transmite al reloj), sí que nos los vincula cuando sincronizamos a través de Garmin Connect.

IGP Sport HR40

La segunda banda de frecuencia cardíaca de IPG Sport, marca china fundada en 2012, cuena con conexión ANT+ y Bluetooth 4.0, siendo compatible con las grandes marcas tanto de relojes como de ciclocomputadores.

Además es sumergible al agua, aunque no proporciona información mientras se está en la piscina o el mar.

Según anuncian desde la marca, la batería tiene una durabilidad de 340 horas de entrenamiento (es una pila CR2030, igual que la que utilizan el resto de modelos).

Walio Pulse

Pese a tener un nombre totalmente distinto, los fabricantes también son IGP Sport. Y las características son exactamente las mismas que en el caso del HR40, así que es solo es una cuestión de precio escoger entre uno y otro.

Fuente

X