Los récords de Bolt se deben a su fuerza

El mundo de la ciencia ha estudiado el caso de Usain Bolt y ha llegado a la conclusión de que se debe a la fuerza con la que impulsa su cuerpo en lugar de la velocidad a la que mueve sus piernas. Mientras el resto de velocistas necesita una media de 44 pasos para recorrer 100 metros, él necesita 41.

Usain Bolt se ha convertido en una auténtica referencia mundial tras sus proezas en los Juegos Olímpicos de Pekín y sus espectaculares récords mundiales en los 100 y los 200 metros lisos. Tanto es así, que la forma de correr del jamaicano es objeto de estudio de la ciencia que tras meses análisis ha llegado a la conclusión de que la velocidad con la que mueve las piernas Bolt es la misma que la de sus rivales.

La clave es la fuerza

Según explica Peter Weyand, profesor de ciencias en la Universidad Metodista del Sur, en las pruebas de velocidad existen dos factores: la rapidez y la fuerza. Pues bien, un grupo de científicos ha conseguido probar que la receta del éxito de Usain Bolt es la fuerza con la que se impulsa cada vez que sus pies tocan el suelo, ya que le permite impulsar su cuerpo más hacia adelante que sus rivales.

Weyand ha apuntado que la superioridad de Bolt en la pista se explica por su combinación única de estatura, fuerza y aceleración. El plusmarquista mundial es, por ejemplo, cinco centímetros más alto que Asafa Powell y quince más que Tyson Gay, sus dos principales rivales. Y es que según este grupo de científicos, la altura es algo fundamental para alcanzar una mayor velocidad.

Una mezcla ideal

Esa altura es una de las claves principales del éxito de Bolt, porque le permite alcanzar una mayor velocidad punta. Los científicos que realizan este último estudio han demostrado que mientras el resto de competidores necesitan 44 pasos para recorrer los 100 metros, el jamaicano necesita 41.

El doctor Mike Young, un entrenador de fuerza y velocidad, considera que Usain Bolt tiene una combinación inusual de altitud y masa muscular que le permite gozar de una abrumadora superioridad sobre sus rivales. Además, aporta un dato que resulta curioso, y es que cuando se fatiga desacelera mucho más lento que una persona normal.

Usain Bolt, que apenas tiene 24 años, posee la plusmarca mundial de los 100 metros con 9,58 pero no se conforma con ella y ha asegurado a la BBC que pretende rebajar la marca hasta el rango del 9,4. El profesor Weyand considera que es posible ese reto de Bolt analizando sus movimientos y sus mejoras.

Fuente: Eurosport

X