Mallas de Compresión para Correr: Beneficios y Modelos Recomendados

Seguro que sales a correr y ves a mucha gente corriendo con mallas en lugar de llevar los habituales pantalones deportivos. O incluso te das cuenta de que llevan un pantalón corto y mallas debajo.

Si te has preguntado alguna vez si vale la pena llevar mallas de compresión y cuáles pueden ser los beneficios de correr con ellas, en este artículo encontrarás toda la información al respecto.

Hablaremos también de algunos modelos de mallas que pueden interesarte si estás pensando en adquirir tus primeras mallas de corredor. 

Las Mallas de Compresión

Las mallas compresivas son prendas de ropa deportiva que recubren las piernas desde la cintura realizando presión sobre los músculos. Son como unos pantalones ceñidos que tienen la particularidad de ejercer mayor presión sobre zonas musculares concretas como las rodillas o los cuádriceps.

Al ajustarse al cuerpo, las mallas dan sujeción o evitan la aparición de rozaduras. Aunque si quieres conocer a fondo las características y beneficios de la ropa compresiva, en el artículo ¿Qué es la Ropa de Compresión y Para qué Sirve? te lo contamos todo acerca de este tipo de prendas deportivas.

Algunas mallas compresivas, además de comprimir, son termorregulables o poseen otras características interesantes. Las mallas más largas también refuerzan zonas como los gemelos (pantorrillas) y tobillos. Al apretar estas zonas y reforzarlas, facilitan el transporte de sangre oxigenada de las piernas al corazón.

¿Y qué resultado obtenemos? Pues las mallas nos pueden llegar a permitir correr distancias más largas. Al ser capaces de elevar el nivel de oxígeno en sangre la fatiga aparecerá más tarde de lo habitual.

Por otro lado, también conseguiremos recuperarnos con mayor rapidez. Esto es porque al ayudarnos a eliminar más rápido el ácido láctico, conseguiremos reducir el dolor muscular.

Ambos son beneficios muy positivos para un corredor que desea mejorar su rendimiento y evitar la aparición de molestias durante la carrera. Pero aún hay más…

Beneficios de Correr con Mallas Compresivas

  • Ayudan a mantener el cuerpo caliente (por eso son ideales en invierno)
  • Protegen la zona de las ingles para evitar las rozaduras (sobre todo con lluvia y calor)
  • Suelen absorber y expulsar la humedad del sudor
  • Suponen un soporte extra para rodillas y cuádriceps
  • Proporcionan mayor libertad de movimientos
  • Ayudan a correr con una buena postura o a corregirla (gracias al cinturón abdominal)
  • Al sujetar y comprimir ciertas zonas se evitan balanceos
  • Minimizan el impacto al correr y las vibraciones de los músculos
  • Ayudan a prevenir la aparición de lesiones o su reaparición

Características de las Mallas de Compresión

  • Longitud: elige tus mallas según los grupos musculares que te interese más reforzar. Los shorts o mallas cortas ejercerán presión especialmente en tus cuádriceps. Las de longitud media o piratas incluirán tus rodillas y las mallas largas llegarán hasta el tobillo, reforzando también zonas clave como pantorrillas y gemelos.
  • Tejido: es esencial que tus mallas sean transpirables y dispongan de microventilación para evitar la acumulación de sudor. Si además son termorregulables mantendrán también tu calor corporal y podrás utilizarlas en épocas de frío.
  • Comodidad: deben ser finas y flexibles. Cuanto más ligero y adaptable sea el tejido, mayor libertad de movimientos vas a tener y más cómodo te sentirás con ellas. Las costuras deben ser planas, es un punto importante para evitar roces. Asegúrate también de que compras la talla adecuada. Para sentirte realmente a gusto con ellas no deben ser ni demasiado prietas ni demasiado anchas.
  • Marca: como verás existen infinidad de marcas y modelos en el mercado. Antes de ir directo a marcas punteras deportivas, echa un vistazo a marcas específicas de ropa de compresión y lee bien los comentarios de los usuarios. La garantía de una buena marca es importante, pero la opinión de un corredor real que las ha llevado es todavía más valiosa.
  • Diseño: fíjate en pequeños detalles como que sean de colores llamativos o lleven bandas reflectantes (si te gusta salir a correr de noche). También puede ser interesante que lleven bolsillos con cremallera para guardar las llaves, unas monedas o un paquete de pañuelos.

¿Usar Ropa Interior o No Usarla? Cuestión de Gustos…

En multitud de foros y comentarios lo corredores suelen realizar esta pregunta. Es muy común la duda de usar o no usar ropa interior cuando nos ponemos unas mallas de compresión.

No existe una respuesta definitiva, es decir, no hay una forma correcta o incorrecta de llevar las mallas y la ropa interior. Se trata de una cuestión de gusto personal.

Hay quienes consideran que llevar ropa interior debajo causa más molestias e incluso se pueden llegar a producir rozaduras, por lo que prefieren no llevarla. Dependiendo del tejido, si no es muy opaco, también se pueden producir transparencias.

Sin embargo, otros corredores notan que corriendo con mallas y sin ropa interior hay menor sujeción en la zona genital y resulta mucho más incómodo. Además del factor antihigiénico que puede suponer debido a la humedad que se puede acumular en la zona.

Por lo tanto, el tema de usar o no usar ropa interior debajo de las mallas deportivas es ‘al gusto de consumidor’, como se suele decir. Tú conoces tu cuerpo y tus mallas y tú serás quien lo decidas.

5 Modelos de Mallas de Compresión Recomendados

Existen infinidad de modelos y marcas de mallas de compresión. No podemos recogerlas todas, pero sí podemos recomendarte algunas de las más analizadas y vendidas del mercado.

Como el cuerpo de un hombre y el de una mujer son distintos, aunque unas mallas tengan las mismas características o sean el mismo modelo, siempre habrá versión masculina y femenina. ¡No te equivoques a la hora de comprarlas!

#1. Hoko Kamikaze

Las Homo Kamikaze las encontrarás disponibles en 10 colores por unos 40€

Hoko es una de las marcas que más prendas de compresión vende y, además, es española. Triunfa no solo por su calidad si no por sus precios asequibles (en comparación con otras marcas).

La malla Kamikaze de Hoko es una de las más conocidas entre los corredores. No es ni de lejos el producto más innovador de esta marca, pero digamos que podría formar parte del fondo de armario de cualquier corredor medio.

Se trata de unas mallas cortas de diseño sencillo disponibles en multitud de colores. En ellas puedes apreciar tres zonas relevantes: la banda de la zona abdominal (con una tela el doble de gruesa que el resto de la prenda), las bandas inferiores en las perneras y el resto de la malla.

Este modelo de Hoko se caracteriza por contar con un tipo de compresión diferencial. Esto significa que la malla ejerce presión extra sobre grupos los musculares que más sufren cuando corremos.

En general, los expertos que la han probado opinan que la sujeción de las Hoko es enérgica pero a la vez suave, al ser tremendamente elásticas. Esto permite utilizarla largos períodos de tiempo a pleno rendimiento sin sentir molestias.

Como ves de arriba, también disponen de bolsillos elásticos en los laterales en forma de lágrima para evitar que los objetos se salgan al correr.

Si estás más interesado en adquirir unas mallas largas de compresión uniforme para tener sujeción, pero a la vez protegerte del frío en invierno, te interesa echar un vistazo al modelo KOBE de Hoko.

#2. Salomon S-Lab Exo Twinskin

Encontrarás las mallas de Salomon disponibles en 3 colores por unos 100€. Según la talla el precio variará.

La marca francesa Salomon lleva desde 1947 fabricando prendas textiles para el deporte, sobre todo al hiking y al ski. Sin embargo, desde hace años se ha convertido también en una de las marcas favoritas de los corredores, en especial para los que practican trail running.

Según los trailrunners, estos pantalones de la colección S-Lab se caracterizan porque están creados con el objetivo de mejorar el rendimiento del corredor, así como por su comodidad, ligereza y capacidad de transpiración.

A primera vista, lo que más llama la atención es su diseño. No se trata de unas mallas habituales, son la unión de un pantalón a una malla (de ahí el nombre del modelo, twinskin) Cuentan también con tecnología AdvancedSkin ActiveDry, que se encarga de transportar el sudor interior hacia el exterior.

Otro aspecto muy relevante de estas mallas de Salomon es el cinturón que incorpora en la parte superior del pantalón para guardar infinidad de cosas. Incluye un total de 5 bolsillos elásticos, uno grande en la parte frontal, dos lateral y dos traseros.

Son ideales para correr medias y largas distancias y poder transportar las llaves, la documentación, la cartera, geles o barritas e incluso el móvil o el reproductor de música. También incluye calzón interior para aquellas personas que prefieren correr con mallas sin ropa interior y tener la mayor sujeción y comodidad.

Por otro lado, incluye reflectantes 360 grados, dos laterales, dos frontales y uno trasero. Además, los colores disponibles también son bastante llamativos. De este modo es posible ser visto en la oscuridad con mayor facilidad.

#3. X-Bionic The Trick

Encontrarás las mallas X-Bionic The Trick disponibles en 2 colores por unos 50€. El precio variará según la talla.

La marca suiza X-Bionic lleva más de 12 años dedicada al diseño y desarrollo de tejidos compresivos para atletas. Esto la convierte en una de las empresas más innovadoras del mundo en el sector textil deportivo.

Las mallas X-Bionic The Trick son unas mallas compresivas cortas (unos 5 cm por encima de la rodilla) disponibles en varios colores. Se ajustan perfectamente al cuerpo, sin permitir que se hagan arrugas o que se desplacen hacia arriba mientras corres.

Destacan especialmente por su tecnología ‘The Trick’, la cual ayuda al corredor a entrar en calor más rápido de lo normal para termorregular el cuerpo y evitar una sudoración excesiva.

¿Cómo lo hace? Según expertos en trail running, el tejido de la zona lumbar crea una serie de celdas que retienen el calor corporal. Esto provoca que la columna envíe al cerebro la señal de iniciar la sudoración de forma anticipada. Esta anticipación evita el pico de calor en nuestro cuerpo y permite que nos refrigeremos antes y mantengamos una temperatura constante.

Estas X-Bionic incluyen también la tecnología Skin NODOR, que trabaja con iones para evitar la creación de las bacterias responsables del mal olor al sudar. También previene la aparición de posibles alergias o reacciones cutáneas.

El único fallo que quizá puedan tener estas mallas es su falta de elementos extras. No disponen de bandas reflectantes ni de capacidad de almacenaje exterior. Solo dispone de un pequeño bolsillo interior de tamaño muy limitado.

#4. Skins A400

Encontrarás las mallas Skins A400 con varios diseños disponibles por unos 90€. El precio variará según el diseño y la talla.

Skins es una marca australiana conocida por la investigación de tejidos compresivos diferenciales. También tiene un nivel de fiabilidad muy alto, ya que está avalada por muchas investigaciones realizadas en campos como el deporte o la medicina. Eso sí, para hacerte con un producto de esta marca deberás disponer de un buen presupuesto.

Se trata de unas mallas largas ceñidas al cuerpo con un diseño fiel a los colores de la marca (negro, blanco y amarillo). Destacan por utilizar un tejido llamado Memory MX Fabric (en zonas como las rodillas) con la capacidad de retornar a su estado inicial sin importar la tensión o torsión a la que se le someta.

Las prendas de Skins son conocidas por su buena capacidad de ajuste al cuerpo. De hecho, el modelo se llama 400, porque la prenda posee 400 puntos clave de ajuste para que quede perfectamente sujeta al cuerpo del corredor.

El fabricante afirma que esta prenda aporta beneficios tan buenos como: reducir la vibración y el dolor muscular, generar menos ácido láctico, aumentar el rendimiento y la resistencia muscular y prevenir la aparición de lesiones, entre otras.

Las mallas están fabricadas con una tela muy tupida que además permite la perfecta evacuación del sudor y la regulación de la temperatura corporal. Para la zona íntima de los hombres, incorpora una zona de tejido transpirable y de sujeción específica.

Por último, si te preocupa dónde poder llevar tus pertenencias, las Skins incorporan un bolsillo en la parte trasera. Es pequeño y elástico, pero lo suficientemente grande para llevar las llaves y un reproductor de música pequeño.

#5. Wong

Encontrarás las mallas Wong en varios colores por unos 32€.

Finalizamos la lista de recomendaciones con otra marca española, Wong, la cual lleva más de 70 años fabricando ropa deportiva. Su nuevo reto ha sido el de lanzarse a la fabricación de ropa deportiva de compresión, para encontrar el equilibrio entre comodidad y efectividad.

Según los expertos corredores que las han probado, son una mallas cortas que se ajustan perfectamente al cuerpo sin desplazarse. Uno de sus fuertes es que no oponen resistencia a ningún tipo de postura por lo que ofrecen total libertad de movimientos.

En cuanto a transpirabilidad, las mallas poseen unas zonas con tejidos específicos que se encargan de recoger la humedad y transportarla a la capa externa para que se evapore rápidamente.

En la zona del cuádriceps posee un tejido reforzado con un ‘efecto volumen’ que mantiene la temperatura especialmente en esa área muscular, por lo que podrás utilizarlas también cuando haga frío. Aunque por su excelente capacidad de gestión del sudor, es ideal para usarla durante la época estival.

Finalmente, en cuanto al almacenaje, dispone de un solo bolsillo lateral de tamaño reducido. En ese sentido, se echa un poco en falta un poco más de espacio y de bandas reflectantes para ser más visibles cuando la luz es escasa.

Sin embargo, si algo destaca de las Wong, es su imbatible relación calidad-precio. Probablemente son, junto con las Hoko, las mallas más económicas que encontrarás ahora mismo en el mercado. Y no solo son baratas, también ofrecen buena calidad y comodidad, que es lo esencial.

La entrada Mallas de Compresión para Correr: Beneficios y Modelos Recomendados se publicó primero en Escuela de Running.

Fuente:

X