Mario Mendoza, nuevo récord del mundo 50K en cinta: 2h59’03

Su nombre es Mario Mendoza y seguramente a todos los amantes del trail running este nombre no les suene desconocido. Nacido en América, pero creciendo en una cultura mexicana con padres inmigrantes, su pasión es servir de puente entre las dos culturas. Cinco veces Campeón Nacional de Trail de Estados Unidos, cuatro veces nombrado Corredor de Trail del Año también en Estados Unidos, tres veces mejor corredor americano en los Campeonatos Mundiales de Trail, y clasificado como noveno Ultra Runner del Año. Humilde y espiritual, Mario Mendoza, de 32 años, nacido en Bend (Oregón) llegó al mundo del ultra running un poco de rebote. Algunas lesiones le apartaron de su verdadera pasión de joven, el fútbol, lo que le hizo llegar al mundo del atletismo y de las carreras por montaña.

Un corredor de montaña corriendo en cinta

Por su trayectoria deportiva, Mario Mendoza ha recibido reconocimiento nacional y mundial, pero lo que hizo el pasado 15 de enero fue muy diferente. Nada tiene que ver la montaña con una aburrida e infinita cinta de correr. En este caso, Mendoza corría contra el reloj y frente a una multitud de estudiantes de un instituto para romper el récord del mundo de 50 kilómetros en cinta con un margen de 46 segundos. Mendoza terminó oficialmente con un crono de 2h59:03, lo que quiere decir una media de 3’35 por kilómetro.

El anterior récord del mundo estaba en manos de Michael Wardian desde 2015, cuando corrió los 50K en 2h59:49.

Mendoza eligió para batir el récord una escuela en Madrás (Oregón) por la diversidad de alumnos que acuden allí. Parte de su objetivo con este récord era promover la actividad física y ser una fuente de inspiración para los estudiantes.

“Tienes que sentirte cómodo con ese tipo de dolor”, decía Mendoza poco después de terminar. “Tienes que hacer que sea tu amigo, y creo que hoy lo hemos conseguido. Quiero que los estudiantes utilicen las habilidades que tienen, y que confíen en que pueden ocurrir cosas… para ellos y para Madrás”, dijo.

Mendoza confiesa que ha nacido para correr y que nada es comparable al logro de terminar una carrera, o en este caso concreto, establecer un nuevo récord mundial.

“Una vez que terminas”, dijo Mendoza mientras sonreía y respiraba profundamente. “Ya está hecho”.

Su historial

Mendoza ganó la Bandera 100K en 2018 y terminó 14º en el UTMB-CCC el año pasado. También rompió los récords del circuito en el Ultra Trail de Taiwán y en el Peterson Ridge 40 Miler en Sisters, Oregon, ambos en 2019. Su próxima cita será el Black Canyon Ultra 100K en Arizona el próximo mes de febrero.

Fuente

X