necesita 3.000 millones de euros para asegurar su viabilidad

A finales del mes de marzo, cuando la crisis del coronavirus ya estaba en pleno apogeo, saltó una noticia en medios internacionales: Adidas, el gigante deportivo, necesitaba de la ayuda del estado alemán.

La empresa, fundada en 1949, solicitaba por entonces una ayuda cercana a los 1.400 millones de euros para hacer frente a los problemas de liquidez derivados del cierre de prácticamente todas las tiendas del planeta.

Finalmente, 3.000 millones en ayudas

Esta semana se sabía que esa ayuda será, finalmente, de 3.300 millones de euros.

Según apunta Bloomberg, parte serán concedidos por el gobierno alemán -2.400 millones- en forma de ayudas, y otra parte -los 600 restantes- por el pool de bancos de la compañía, que institucionalizarán en un préstamo sindicado.

El problema, de liquidez

El mayor problema al que se enfrenta Adidas es la falta de tesorería derivada del cierre de tiendas.

Pese a que cerró 2019 con una facturación superior a los 23.000 millones de euros y un beneficio de 3.800, su tesoreria ronda los 2.000 millones de euros.

Hay que tener en cuenta que más de un treinta por ciento de la facturación depende de Asia.

Dado que allí comenzó el brote de COVID-19, la empresa ha visto comprometida su facturación durante todo el primer trimestre. Esto ha derivado en que esa caja de 2.000 millones de euros, amplia en un principio, haya sido insuficiente para hacer frente a los costes estructurales durante estos meses de inactividad.

Fuente

X