¿Necesitas una motivación para comenzar a hacer ejercicio?

Está comprobado que el ser humano necesita realizar, al menos, media hora de ejercicio físico por día.

Esto se debe a que el fitness nos ayuda a mantener un buen estado de salud, aliviando el estrés y reduciendo el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Además, el ejercicio físico disminuye la presión arterial y combate los síntomas de la depresión.

Estas deberían ser razones suficientes para comenzar un entrenamiento pero, si todavía necesitas más incentivos, lo mejor será encontrar la actividad más adecuada para ti.

Ir al gimnasio

Mucha gente acude al gimnasio para mantenerse en forma. El gimnasio ofrece varios tipos de ejercicios individuales diferentes, como cintas para caminar y bicicletas fijas, y además tiene actividades grupales.

La socialización también promueve el bienestar general y, en este sentido, muchas personas lo ven como un lugar para coquetear ya que según un estudio de Myprotein, a los españoles nos gusta ligar en los gimnasios.

Dado que este establecimiento nos da la posibilidad de lucir un cuerpo escultural, no parece ser un mal incentivo. Sin embargo, hay quienes, más allá de la vida sentimental, quieren comenzar a realizar alguna actividad de fitness para generar hábitos más saludables y necesitan otra motivación.

Tipos de ejercicios

Muchas personas encuentran en el baile la motivación suficiente para comenzar a hacer ejercicio.

El baile es igual de efectivo que otros tipos de ejercicio más intentos y, por lo tanto, las clases de algún ritmo en particular, como hip hop, o zumba, que combina ritmos latinos con el ejercicio aeróbico, son muy eficaces para comenzar a llevar un estilo de vida saludable.

Por otro lado, si prefieres una actividad más relajada, las disciplinas como el yoga o el pilates son buenas para liberar estrés y tonificar tus músculos al mismo tiempo.

El yoga es una práctica que conecta la mente con el cuerpo a través de diferentes posturas. Los ejercicios de respiración y de meditación se complementan con esta actividad para reducir el estrés y fortalecer el cuerpo.

Por su parte, el pilates es un método de entrenamiento muscular que pone en funcionamiento aquellos músculos que no suelen ejercitarse con otros tipos de actividad física. Este método mejora la postura y le da más flexibilidad al cuerpo, sin riesgo de padecer lesiones.

Por último, aquellas personas activas que prefieren estar en movimiento todo el día de seguro disfrutarán de actividades como crossfit o cardio. El crossfit es un tipo de ejercicio que se realiza con movimientos intensos por periodos no prolongados.

Este entrenamiento aumenta la fuerza muscular y es muy efectivo para perder grasa corporal. Por otro lado, los ejercicios de cardio también son eficaces para bajar de peso, pero poniendo en funcionamiento los músculos por períodos prolongados.

Dentro de este entrenamiento se pueden combinar distintas actividades, como el ciclismo, la natación y las caminatas.

Esto quiere decir que si quieres comenzar una rutina de entrenamiento, no será necesario ir a un gimnasio. Si lo que prefieres es entrenar al aire libre, puedes beneficiarte mucho de andar en bicicleta, correr o practicar remo.

El fitness le aporta numerosos beneficios a nuestra salud. Por un lado, nuestros músculos se ponen en funcionamiento y nuestro cuerpo libera estrés; por otro, se previenen enfermedades, como las cardiovasculares.

Si necesitas motivación para comenzar a entrenar, bastará con encontrar una actividad que te resulte placentera.

Así sea que te guste bailar, seas muy activo o prefieras actividades más relajantes, el mundo del fitness tiene muchas alternativas para comenzar a entrenar y disfrutar de los beneficios de hacer ejercicio.

Fuente

X