Nike fabrica mascarillas y respiradores

Si hay algo que está demostrando esta crisis sanitaria y económica mundial que atravesamos es que la solidaridad es un valor que todavía existe entre la raza humana.

Son muchos los gestos que estamos viendo en las últimas semanas por parte de grandes marcas nacionales e internacionales que no han dudado un momento en poner sus fábricas y talleres a producir material sanitario de protección para los profesionales de la salud y la ciudadanía.

Y Nike no ha querido ser menos. Trabajando estrechamente con los profesionales de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón (OHSU), los equipos de innovación, fabricación y productos de Nike se ha unido para dar respuesta a una necesidad urgente: equipos de Protección Individual (EPI) en forma de escudos completos y respiradores con purificador de aire para combatir el COVID-19.

Cuando la OHSU compartió su actual modelo de escudo facial, encontrar una forma de reproducir el equipo con los materiales e instalaciones de fabricación propiedad de Nike se convirtió en un objetivo prioritario.

Había que conjugar funcionalidad del Equipo de Protección Individual y capacidad de producción, lo cual no era tarea sencilla. Los sanitarios de la Universidad se convirtieron en los encargados de hacer los test con los prototipos y validar el equipo final.

Se reinventa el mítico Nike Air

La versión definitiva del equipo de protección de Nike se ha conseguido a base de transformar elementos de su calzado deportivo y de su línea de ropa.

El acolchado del cuello, los cordones, todo se vuelve a reconsiderar para ver cómo aplicarlo al prototipo. Y, lo más importante, el componente de poliuretano termoplástico, comercialmente conocido como TPU, de una firma que lo ha utilizado en sus famosas Nike Air, se reinventa.

«Sin una protección facial adecuada, los profesionales de la salud corren un mayor riesgo de contraer el virus, lo que podría suponer una carga adicional para el personal sanitario en los próximos meses«, dice el Dr. Miko Enomoto, profesor asociado de anestesiología y medicina perioperatoria de la Escuela de Medicina de la OHSU.

«Las pantallas completas ayudan a proteger la cara de los trabajadores de la salud y también ayudan a prolongar el tiempo que podemos usar con seguridad una mascarilla quirúrgica«.

Las tres partes del equipo de protección se unen en un proceso de nueve pasos. Ello se ha conseguido a través de un esfuerzo de colaboración entre los equipos de Innovación de Nike y los grupos de fabricación en las instalaciones de Innovación de Fabricación de Nike Air en Oregón y Missouri.

Simultáneamente, el TPU se empleará para crear nuevas lentes para los equipos de respiración eléctrica purificadores de aire. Estos equipos se utiliza en situaciones de máxima exposición a patógenos transportados por el aire y es esencial para los procedimientos más críticos y el cuidado de los pacientes infectados.

Las instalaciones de Nike en St. Charles, Missouri, tienen décadas de experiencia en el diseño, desarrollo y fabricación de una amplia gama de productos basados en TPU.

Para responder a la demanda actual, están adaptando rápidamente sus capacidades, a la vez que se adoptan nuevos procedimientos de línea de producción de acuerdo con las directrices gubernamentales que cambian rápidamente.

Gracias a todos los esfuerzos de reorganización interna, Nike consiguió hacer la primera entrega de Equipos de Protección Individual y de respiración eléctrica el pasado 3 de abril a la OHSU. Sin duda, unos momentos en cualquier ayuda es poca para superar esta terrible crisis mundial.

Fuente