Óscar Husillos salda su deuda pendiente y gana la plata en 400m en el Europeo

El atleta español Óscar Husillos ganaba ayer, por fin, la medalla de plata en la final de los 400 metros masculinos en el Campeonato Europeo de pista cubierta que se está disputando este fin de semana en Glasgow. Nadie hemos podido olvidar aún la sensación de indignación, decepción y rabia que sufrimos hace justo ahora un año en el Mundial de atletismo en pista cubierta de Birmingham, cuando el atleta de Astudillo fue descalificado por los jueces por pisar la línea interior de su calle en la primera curva. Descalificado Husillos, el oro fue para el checo Pavel Maslák. Independientemente de la calidad del checo, todos sabíamos que Óscar Husillos era más rápido que todos ellos. Así lo reconocía el propio Maslák mientras se subía al podium para recibir la medalla de oro.

“Me he sacado la espina de lo que pasó en el Mundial”

Aunque el debut en el tartán no fue el mejor para Óscar Husillos, que arrastraba molestias en el pie izquierdo desde verano, el final de esta historia no ha podido ser mejor. La primera serie que corrió el de Astudillo en Glasgow mostraba un Husillos muy nervioso, agarrotado, mareado, que incluso llegó a vomitar y tuvo que descansar unas horas antes de la semifinal. Un descanso que supo aprovechar y sacar la mejor versión de sí mismo para convencer a todo el Emirates Arena de Glasgow de que era un firme candidato a las medallas finales.

La carrera de Husillos fue una carrera inteligente. No se dejó llevar por un sueño imposible que esta vez se llamaba Karsten Warholm, campeón del mundo y de Europa de los 400 metros vallas. El de Astudillo fue frío y calculador y no cometió el suicidio de intentar seguir al noruego desde los primeros 200 metros, quería asegurarse y luchar por la plata. Warholm tomó en cabeza la calle libre, pasó el 200 en 21.35 segundos con un ritmo vertiginoso que le llevó a ganar la prueba a tan solo unas centésimas de batir el récord de Europa: 45.05 segundos. Óscar Husillos fue segundo con 45.66, mejorando su propio récord de España.

Ayer, por fin, el atleta de 25 años podía saborear por completo las mieles del triunfo: “El año pasado pude vivir unos minutos la celebración y ahora ya es completa. Me he sacado la espina de lo que pasó en el Mundial”, confirmó Husillos que analizó su carrera: “Karsten  estaba por delante. Sabía que no iba a poder con él y por eso he intentado no crisparme, no agarrotarme, para poder terminar segundo”.

Fuente

X