¿Pasar mucho tiempo en el gym es sinónimo de infidelidad?

El gimnasio, claro está, es un sitio pensado para hacer deporte. Pero se sabe que también es un ámbito donde se hacen sociales y que, por eso, muchas veces permite que nazca una amistad y hasta una relación sentimental. De hecho, según un reciente estudio, las personas que van mucho al gym son más propensas a ser infieles a sus parejas.

“El 25% de las personas que acudían con regularidad al gimnasio tuvieron relaciones sexuales con algunos de sus compañeros”, destacó un informe publicado por la web de citas Ashley Madison.

“El ejercicio aumenta la libido. Y cuando el deseo sexual no está equilibrado en la pareja, hay más posibilidades de que aparezca una tercera persona”, explicó Paul Keabe, el encargado de la investigación.

Keabe también resaltó que el hecho de cuidarse mucho no siempre “es una señal de infidelidad. Pero sí hay que admitir que cuando uno de los dos miembros de la pareja va al gimnasio y el otro no, se abre un agujero más grande entre ellos, un desconocimiento de una parte de la vida”. Y ahí, al parecer, empezarían los problemas.

Source link

X