Patrick Lange propone un Kona 2020 sin grupos de edad

Patrick Lange era noticia hace unos días por criticar a la PTO y cómo reparte el bonus de los profesionales.

Desde su punto de vista, la PTO tendría que haber destinado el bonus de otra manera, potenciando a los deportistas con menos ingresos por patrocinio. “Estos aletas menos favorecidos financieramente deberían haber recibido la mayor subvención“, se le pudo leer.

El alemán, que se encuentra recluído en Austria, donde fijó su residencia el año pasado, trata de mantener el estado de forma. Pese a que puede salir a entrenar en exterior, a diferencia de otros compañeros, es consciente de que 2020 va a ser un año muy complicado.

Ahora el deporte es secundario, las prioridades son otras“, reconocía en una reciente entrevista.

El calendario, una incógnita

Tras los aplazamientos de Challenge Salou, en la que ya estaba inscrito, y IRONMAN Frankfurt, donde se esperaba que estuviese, la gran incertidumbre no es solo dónde certificará el pase a Kona. Ya estamos en el punto de no saber si el Campeonato del Mundo de IRONMAN tendrá lugar en la forma y fecha prevista.

Hace unos días IRONMAN confirmaba que la fecha prevista era el 10 de octubre, tras alargar una semana el periodo clasificatorio, pero tal como apuntaba Javier Gómez Noya hace unos días, la evolución del COVID-19 en Estados Unidos no invita a ser optimista.

La receta de Patrick Lange para poder celebrar Kona 2020

El problema de Kona 2020 no es solo la clasificación. Es también a nivel organizativo: 2.400 grupos de edad, además de los casi cien PROs, toman la salida.

Como evento, controlar a tal volumen de gente se antoja complicado. “No soy quien para decir cómo se ha de disputar la carrera“, ha afirmado Patrick en otra entrevista en Sportschau, “pero 60 o 70 profesionales tendrían un riesgo de infección mucho menor que si se ponen 2.500 personas en la línea de salida“.

Creo que sería la mejor solución“, continúa el de Bad Wildungen.

No obstante, pese a su propuesta, no se sabe si la cita podrá finalmente celebrarse el 10 de octubre, como estaba previsto en un primer momento. “Se podría posponer la fecha“, afirma Lange. “Incluso Navidad sería una buena opción”.

Deportivamente sería triste, pero economicamente una cancelación no sería buena para mí“, reconoce.

Fuente

X