Pippo Pozzato, debuta en triatlón olímpico y en julio correrá IRONMAN Klagenfurt

Filippo ‘Pippo’ Pozzato colgó la bicicleta a finales de la pasada temporada después de casi 20 años en el pelotón profesional. Sin embargo, a sus 37 años, el ex ciclista italiano, ganador de la Milán-San Remo en 2006, sigue muy unido al mundo del deporte. Primero lo hizo formando parte de un equipo de hockey patines, deporte que lleva practicando desde hace muchos años, y debutó a finales de enero en competición con el equipo de Hockey Bassano.

Tampoco le ha hecho ascos al triatlón en los últimos meses, por eso el pasado 8 de junio debutaba en el Sea Milano Deejay Tri, una verdadera fiesta del triatlón en Italia y una ocasión perfecta para probar las tres disciplinas. Dos días enteros en los que Milán se convierte en templo del triatlón, con pruebas durante el sábado y el domingo, 2.500 triatletas (desde niños a veteranos) y un gran número de debutantes. Entre ellos, un hombre muy famoso en el mundo del ciclismo, Filippo Pozzato, dispuesto a plantarle cara a su primer olímpico.

Ahora el campeón de Vicenza se pone a prueba en una especialidad que ya da la bienvenida a muchos de sus colegas como el francés Laurent Jalabert, el kazajo Alexander Vinokourov, o el suizo Fabian Cancellara.

Filippo Pozzato Passoni

Pozzato con su Passoni. Foto: Poci’s Pixel Management

En julio estará en IRONMAN Klagenfurt, Austria

El italiano contaba en primera persona su miedo ante una natación que vaticinaba iba a ser un desastre. En la bici, parece que se mostraba algo más confiado por su pasado como ciclista profesional y la carrera era una cuestión de supervivencia. A juzgar por las imágenes de la prueba, Pozzato no llegaba en su mejor momento físico: «He corrido cinco días, fui a nadar un par de veces antes de la prueba y el entrenador que estaba en la piscina intentando ayudarme me preguntó si realmente estaba convencido de querer lanzarme al agua en un triatlón olímpico», decía el exciclista italiano.

Lo más gracioso de todo es que el ganador de la Milán-San Remo 2006 ya está apuntado a un IRONMAN junto con un amigo. Será el próximo 7 de julio en Klagenfurt, Austria. Y a juzgar por las sensaciones vividas, mucho va a tener que entrenar Pozzato para terminar una larga distancia. «Estas carreras son muy duras, por eso tendré que entrenarme correctamente, ahora estoy improvisando, además de pesar 11 kilos más que hace unos años».

Como suele ocurrir con los antiguos atletas que han pasado una vida marcada por las competiciones, la competición queda grabada en el ADN. Pozzato es consciente de que en la natación y la carrera a pie no está a la altura, pero en la bici le gusta estar delante y empujar hasta el final. En la clasificación de su primer olímpico, Pozzato aparece como descalificado. Para aquellos que quieran saber cuáles fueron sus tiempos, aquí tenéis sus parciales:

  • Natación (1.500m): 40:49
  • Bici (40 kms): 1:03:29
  • Carrera (10 kms): 56:03
  • Tiempo total: 2:45:30

Una gran admiración por los triatletas es lo que manifestaba el ex ciclista Filippo Pozzato tras su debut en triatlón: «Es una disciplina durísima, pero muy bonita. El espíritu que se respira es fantástico. La parte del agua ha sido muy dura, al igual que la parte final de la carrera a pie, dada mi mala preparación. Espero que éste sea mi primer triatlón de una larga serie, este deporte te hace sentir bien físicamente y el ambiente es único.»

 

Fuente

X