¿Qué están haciendo las marcas deportivas contra la discriminación racial?

Ayer hablábamos de la tensión que se está viviendo en CrossFit. El imperio del fitness, que mueve entre competiciones, gimnasio y merchandising aproximadamente 4.000 millones de dólares. Sin embargo, está viendo cómo su negocio se tambalea por culpa de un desafortunadísimo tweet de su CEO.

Greg Glassman, máximo dirigente de la compañía, está en el ojo del huracán. Y todo a cuenta de una publicación que realizaba el pasado sábado respondiendo al Instituto de Evaluación y Métrica de la Salud.

El racismo y la discriminación son problemas de salud pública que exigen una respuesta urgente” escribían desde la cuenta de la institución pública. Glassman, posiblemente queriéndose hacer el gracioso, respondía con un “FLOYD-19” que ha originado un huracán de consecuencias inconmensurables.

Reebok, fin del contrato; Rogue, pidiendo la dimisión

Los dos principales patrocinadores de CrossFit, Reebok y Rogue, han tomado medidas inmediatamente.

Mientras la empresa textil anunciaba que cancelaban el contrato de patrocinio, que supera los 50 millones de dólares, Rogue afirmaba que retiraba el logo de Crossfit de sus eventos.

Además, según anunciaba el lunes, quedaba a expensas de ver qué medidas se tomaban desde CrossFit para cortar la crisis. Si éstas no resultaban convincentes, también cancelarán su contrato para 2021.

Nike, de las primeras en actuar

nike black live matters
Foto: Nike

Hace diez días, Nike era de las primeras en tomar conciencia de la grave situación que se vivía en Estados Unidos. La compañía con base en Oregón lanzaba una campaña de lo más representativa: cambiaba su famoso claim de Just do it -Simplemente hazlo-, por “For once, don’t do it” -por una vez, no lo hagas-.

Además, en un comunicado emitido el pasado 5 de junio, anunciaba que destinaría 40 millones de dólares a lo largo de los próximos cuatro años para apoyar a la comunidad negra en Estados Unidos. “Este compromiso se centrará en invertir y apoyar a las organizaciones que ponen la justicia social, la educación y el tratamiento de la desigualdad racial en Estados Unidos en el centro de su trabajo“.

Fuji, un ejemplo de coherencia y responsabilidad

Fuji, una de las marcas de bicicletas que utiliza la policía en Estados Unidos, ha ido un paso más allá en su postura ante el racismo. La compañía de Filadelfia hacía ayer un rotundo comunicado en sus redes sociales:

En la última semana hemos visto imágenes en las que la policía ha utilizado nuestras bicicletas en actos violentos, actos para las que no las diseñamos“, comienza el texto.

Siempre hemos visto el uso de nuestras bicicletas por parte de policía, bomberos, seguridad y servicios de emergencia como una de las mejores maneras de contribuir a la sociedad“.

En un esfuerzo por lograr un cambio real“, continúa, “hemos decidido suspender la venta de bicicletas Fuji a la policía hasta que tengamos una conversación con sus responsables y estemos seguros de que también ponen de su parte por ese cambio social“.

Adidas, nuevos empleos con cuota de población de color

Esta mañana se sabía que Adidas, el otro gigante textil, tomaba una determinación con respecto a sus contratos en Estados Unidos: de ahora en adelante se establece una cuota mínima del 30% de los nuevos puestos con personas negras o latinas.

Los eventos de las últimas dos semanas nos han hecho reflexionar sobre lo que podemos hacer para enfrentar las fuerzas culturales y sistémicas que sostienen el racismo“, ha afirmado Kasper Rorsted, Director Ejecutivo de la compañía.

Fuente

X