Rhea Bullos, la niña que se hizo sus propias Nikes con vendas y ganó todo

Pocas cosas le apasionan más a Rhea Bullos que correr. Es por eso que, a sus 11 años, ya disputó varias carreras de velocidad. A pesar de su pasión, la niña filipina que vive en Balasan, una de las localidades más humildes del interior del país del sudeste asiático, no tiene condiciones de comprar unas zapatillas aptas para correr, mucho menos las específicas para pista.

Rhea Bullos, las carencias y las ganas

Sus padres apenas pueden sostener la alimentación y un par de zapatos para que Rhea vaya a la escuela primaria, pero lejos están de cumplirle su sueño de tener unas zapatillas de competencia.

Sin embargo, no hay nada que pueda con la imaginación y las ganas de un niño. Así lo demostró Rhea Bullos, cuando apareció para correr las carreras del Consejo Deportivo de Escuelas Iloílo con los dedos y la planta de los pies envueltos por vendajes que, además, contaban con un toque épico: el logo de Nike en el empeine del “calzado” y el nombre de la marca en los laterales.

Rhea Bullos y sus amigas, con el mismo calzado
Rhea Bullos y sus amigas, con el mismo calzado

Carácter, talento y recompensa

Así, Rhea Bullos encaró la competencia, sin vergüenza y con orgullo de su creación. Al final de la tarde, la niña de Balasan consiguió la medalla dorada en las carreras de 400 metros, 800m y 1.500 metros. Un triplete propio de una película de superación.

Al ver el éxito de Rhea con sus zapatillas de vendas, el resto de los chicos que participaban del evento y, al igual que ella, tampoco tienen medios para comprarse calzado deportivo, decidieron imitarla. De pronto, la pista se llenó de “Nikes” by Rhea Bullos.

Pocos días después, la historia de Rhea Bullos se hizo viral debido a una publicación en el Facebook de su entrenador, Predirick Valenzuela, y la niña corredora (y diseñadora) fue invitada a un centro comercial de Iloílo donde le compraron zapatillas, medias y una bolsa de entrenamiento.

Ver más

21k en 1h15m35s disfrazado de banana para batir un récord

A los 61 años, corrió los 42k en 2h59m para hacer historia

Atletas de elite pintan zapatillas de sus sponsors para usar las Nike Vaporfly

Fuente

X