Shalane Flanagan, cuatro veces olímpica, se retira a los 38 años

Todos recordamos a Shalane Flangan cuando ganó la maratón de Nueva York en 2017 plantándole cara a las atletas africanas y haciendo las delicias de todos los estadounidenses al imponerse en una prueba mítica, un título que Estados Unidos no ganaba desde 1977. Desde aquel momento, y a pesar de haber sido subcampeona olímpica en 10.000 metros en 2008 y sexta en el último maratón olímpico, Flanagan conquistó el corazón de muchos corredores.

Pues bien, ayer la estadounidense de 38 años, anunciaba su retirada del atletismo profesional para convertirse en entrenadora:

«Con lágrimas de felicidad, anuncio que me retiro del atletismo profesional. Desde 2004 hasta 2019 he dado todo lo que tengo dentro de mí a este deporte, y ha sido un viaje increíble. En abril me sometí a una operación de rodilla y tras unos meses de meditación he decidido que ahora dedicaré mi tiempo a entrenar a los demás en el Nike Bowerman Track Club de Oregón.

Me he roto huesos y tendones, he perdido demasiadas uñas como para llevar la cuenta. He experimentado subidones de otro mundo y bajones abismales. He amado y aprendido de todo. En los últimos 15 años he descubierto de lo que soy capaz y era más de lo que nunca había podido soñar», explica Flanagan en su despedida.” «Soy afortunada, lo sé, entrenar me dará tanta alegría y angustia como me dio mi propia carrera. Lo que debo hacer ahora es compartir todo lo que he aprendido».

Shalane Flanagan

Ganadora del Maratón de Nueva York en 2017 y tercera en 2018

Flanagan fue tercera el año pasado en la Gran Manzana con un tiempo de 2:26:22, un tiempo más rápido que el que hizo para ganar Nueva York en 2017 (2:26:53), uno de los grandes hitos que han marcado su carrera deportiva del que podrá presumir siempre de haber plantado cara a las corredoras africanas y anotarse la victoria en una maratón muy especial.

Otro de sus grandes triunfos fue esa plata olímpica en la prueba de los 10.000 metros de Pekín 2008 por detrás de la etíope Tirunesh Dibaba. Flanagan, que había corrido en 30:22:22, pasó de tercera a segunda al confirmarse el dopaje posterior de la turca Elvan Abeylegesse. Dos años después se pasó al maratón y ya fue segunda en Nueva York. En 2014 lograría en Berlín su mejor registro (2:21:14) y en 2016 entró sexta en los Juegos Olímpicos de Río, su cuarta cita olímpica.

Desde aquí le deseamos toda la suerte del mundo a Shalane Flanagan en esta nueva etapa que comienza y que seguro que estará llena de éxito como lo ha estado su carrera deportiva.

Fuente

X