Si, se viene el frió, Guía maratón te da unos consejos….

Ahora que volvió el frió nosotros los corredores sabemos que este no perdona. En estas circunstancias se prueba el carácter de un corredor. Algunos dudan, reducen la frecuencia de los entrenamientos, Estan los que guardan las zapatillas en el armario hasta que llegue la primavera . Todo es respetable, cada uno es libre de hacer lo que le parezca bien.

Pero al corredor de sangre pura no se detiene por el frío, todos preferimos correr a 20 o 22 grados, pero si nos encontramos con 10 grados, no hay necesidad de quedarnos en casa. Eso sí, Es conveniente seguir unos consejos básicos para enfrentarnos a este tipo de entrenamientos para el maraton.

El frío condiciona mucho la actividad física, el primer consejo es abrigarse adecuadamente: prendas térmicas, manga larga, sudaderas, gorro, guantes. Cada uno debe saber cuánto abrigarse, a veces salimos muy cubiertos y eso nos permite andar abrigados desde el primer minuto.

El segundo es empezar muy poco a poco. Los músculos sufren mucho con temperaturas frías, así que hay que calentar bien, sobre todo si pretendemos realizar un buen entrenamiento —ritmos altos,  series o cambios—, sin  ponernos exigentes  desde el primer momento, ya que se puede  sufrir una lesión muscular. Por otro lado, salimos de casa, donde uno está cómodo, con la calefacción a tope, y nos ponemos a respirar un aire helado. Cuidado con ese contraste, porque nos puede hacer daño en garganta y pulmones. por eso, hay que arrancar lento y vamos aumentando poco a poco.

Finalmente,al terminar de correr , rápidamente hay que ir a cubierto, o incluso darnos una ducha caliente. Es habitual que nos quedemos estirando o charlando con los compañeros de entrenamiento a la intemperie, y en esa situación nos enfriamos seguro. Primero hay que entrar en calor, nada de quedarse frío, y después ya estiramos y comentamos la jugada con los amigos.

X