Tommy Hughes, 60 años, récord mundial 3.000 m de su categoría: 9’41″25

Sir Tommy Hughes no es un ningún atleta popular que aparezca de la nada para hacerse en octubre de 2019, con 59 años, con el récord mundial de su categoría de edad 55-59 años en el Maratón de Frankfurt tras correr en 2:27:52.

Tommy Hughes es un exatleta de alto nivel con una mejor marca personal de 2h13’59 conseguida en Marrakech en 1992. Pocos meses después, Hughes acudiría a los Juegos Olímpicos de Barcelona defendiendo la bandera irlandesa, pero una fractura por estrés le hizo terminar en 2h32.55 y en el puesto 72, lo que no reflejaba en absoluto su estado de forma en ese momento.

Lo que le ha hecho especialmente grande a Hughes ha sido su forma de encarar la vida conforme se acercaba a su sexta década. Hace unos años pensó que sus días como corredor de élite estaban contados. Una fuerte depresión le hizo caer en la bebida y el alcohol para hacer frente a la situación. Poco después de que un médico le diagnosticara un problema de paratiroides y le ayudara a encontrar la forma de tratarlo, podríamos decir que Hughes ha alcanzado el mejor estado de forma de su vida.

Prueba de ello es que irónicamente, su tiempo en Frankfurt en 2019, más de 27 años después de Barcelona, fue cinco minutos más rápido que su resultado en los Juegos Olímpicos de 1992.

Victorias internacionales

Este corredor de 60 años ganó el Maratón de Dublín de 1991 y también consiguió victorias en Belfast en 1988 y 1998, mientras que sus triunfos a nivel internacional incluyen una victoria en el Maratón de Melbourne en 1988. En octubre de 2019, y a punto de entrar en la sexta década en enero de 2020, batía el récord del mundo de maratón en la categoría padre e hijo al correr con su hijo Eoin Hughes.

El mayor de la saga, Tommy Hughes, corrió con una marca de 2:27:52 con 59 primaveras cumplidas y Eoin Hughes, de 34 años, lo hizo en 2:31:30 para terminar en un tiempo total de 4:59:22, dos minutos y 50 segundos mejor que el récord anterior de 5:02:12, establecido en 2015 por Graham y Ben Green.

Foto: Keith McClure

Y hace unos días en los Campeonatos Máster Indoor de Irlanda, Tommy Hughes conseguía el récord del mundo de su categoría de edad al correr un 3.000m en 9’41.25, un verdadero espectáculo poder correr a 3’14/km con esta edad.

Fuente

X