Tour de France – Segundo con sabor a victoria de Contador

Alberto Contador es segundo en la meta del Mur de Bretagne por detrás de Cadel Evans, pero al menos recorta ocho segundos sobre Andy Schleck. Thor Hushovd (Garmin) conserva el maillot amarillo.

Es muy poco. Pero es algo. Alberto Contador por fin tiene algo de verdad que celebrar en lo que va de su accidentado e inesperado inicio del Tour de Francia. De hecho, el final en el Mur de Bretagne y su valentía final, primero por reventar la etapa y después por disputársela a Cadel Evans, han hecho que Andy Schleck reduzca su ventaja en ocho segundos sobre el actual campeón.
En lo que va de ronda gala se están rompiendo todas las previsiones. De hecho, si en Redon debería haber ganado Cavendish, en este pequeño final en alto todos esperaban que Philippe Gilbert soplara las velas de su 29 cumpleaños levantado los brazos.
Pero Alberto Contador es capaz de romper la baraja de las previsiones cuando le plazca. Avisó el propio Gilbert en la víspera que la rueda buena era la del pinteño para ganar la etapa. Y todos los que aspiraron hasta la línea de meta tomaron buena nota de ello. Pero para no perder de vista ese tubular privilegiado había que ser el más fuerte, como demostró Cadel Evans, o igualmente ir sobrado de fuerzas y querer hacer historia en este Tour, caso de los Boasson Hagen, el líder Thor Hushovd o Alexander Vinokourov.
El día amaneció lluvioso. Con esas condiciones y la irregular orografía hasta el Mur de Bretagne hicieron que luchar por esta etapa tuviera una dificultad añadida. Además, los cinco fugados del día, entre los que se encontraban Imanol Erviti ( Movistar) y Gorka Izaguirre (Euskaltel) no se diera por vencida hasta prácticamente los pies de esta incómoda y explosiva subida.
E l BMC  funcionó como una maquinaria perfecta en los últimos kilómetros. De hecho fue George Hincapie quien controló la situación hasta que Alberto Contador decidió por si mismo levantarse de su sillín y tomar la decisión final. Pocos kilómetros antes, Leopard al completo intentó intimidar a los Saxo Bank, con Cancellara y O’Grady comandando y luciendo músculo, se fue llegando hasta esos metros finales.
Allí se fueron viendo las intenciones hasta que Contador rompió. A su rueda rápidamente salió fácil Cadel Evans, pero ya sólo muy pocos eran capaces de seguir ese ritmo en menos de un kilómetro y medio con picos de desnivel hasta el diez por ciento. Evans sacó todas sus fortalezas y Alberto le disputó el esprint hasta el último milímetro. Incluso levantó el brazo en señal de victoria. Pero el australiano ya tenía su victoria asegurada.
Pero esa celebración de Alberto Contador estaba más que justificada. Él sólo tumbó primero al Leopard entero y más tarde Andy Schleck en este breve pero intenso cuerpo a cuerpo. Lo único que se lleva es poco pero valioso, ocho segundos menos. Ahora ya sólo quedan 1:34 de diferencia. Todas las remontadas tienen que empezar por algún sitio, y la del actual campeón hacia su cuarto Tour ha sido en el Mur de Bretagne.

 

Fuente: http://es.eurosport.yahoo.com/05072011/47/tour-france-segundo-sabor-victoria-contador.html

X