Un gran problema: La pérdida de Velocidad

Ya no sos tan veloz como ántes. Y culpas a tu edad por eso. Probablemente te estás quedando lento, no por la edad sino porque estás dejando de lado 5 principios que preservan tu velocidad. Podés mantener tu grado entrenamiento y minimizar el impacto del tiempo, siguiendo estos 5 principios:

· Continuá entrenando fuerte. Al revés de ir disminuyendo la cantidad de entrenamientos de velocidad conforme va envejeciendo, aumentá gradualmente el porcentaje de entrenamientos realizados a un ritmo equivalente a tu ritmo de competición para los 10 km. Debes hacer entrenamientos de calidad para mantener tus piernas jóvenes.

· Dar prioridad a los entrenamientos de umbral anaeróbico. Para mejorar tu umbral anaeróbico, hacer entrenamientos de intervalos (pasadas) usando tu ritmo de competición para los 10 km, una vez por semana. Por ejemplo, hacer 3 pasadas de 2.400 metros con 5 minutos de descanso trotando.

· Hacer “pasadas” de 400 metros. Una vez por semana, hacer “pasadas” de 400 metros. Este entrenamiento mantiene en funcionamiento las células nerviosas de la columna cervical, que controlan los movimientos rápidos. Sin un trabajo de velocidad, estas células nerviosas se van deteriorando con el tiempo.

· Fortalecer los músculos posteriores. Con el pasar del tiempo, tu pasada se va acortando. Para aumentar la longitud de tus pasadas, concéntrate en llevar tus piernas para atrás con mas vigor durante las corridas, usando los glúteos y las pantorrillas. Hacer “tiros” de 50 metros, mas no te olvides de hacer un buen calentamiento antes, con un buen trabajo de elongamiento.

· Hacer entrenamiento de fuerza. El entrenamiento de fuerza (musculación) te ayuda a combatir la pérdida de masa muscular que acontece con el avance de la edad. También ayuda a prevenir lesiones.

 

 

 

X