¿Va a tener algún apoyo el boom de la bici en España?

Hace unos días reflexionábamos sobre el protagonismo que podría tener la bici al convertirse en principal medio de transporte cuando esta situación termine de normalizarse algún día y como forma de mantener el distanciamiento social. 

También veíamos cómo la venta de bicis se disparaba a nivel mundial y especialmente en Estados Unidos y Australia.

A estos países les han seguido otros muchos, entre ellos España, donde las tiendas de bicicleta asisten estupefactos al mayor incremento de trabajo y ventas de los últimos años. Muchas tiendas se han quedado sin stock literalmente.

El boom de la bicicleta es un hecho. Quien más, quien menos, todos hemos visto verdaderas reliquias circular por las calles durante estos días de apertura del confinamiento.

De hecho, los talleres y tiendas de bicis están detectando un fortísimo incremento del interés por parte del público y no dan abasto. Hay para todos los gustos, desde reparaciones básicas hasta compra de bicis para uso urbano como solución de movilidad. Desde primeros precios técnicos hasta buenas bicicletas.

AMBE pide medidas de promoción para el uso de la bici

Y en este escenario, la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE) ha enviado un escrito estos días a la Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, solicitando medidas de promoción para el uso de la bicicleta.

Y es que es un hecho demostrable que las bicis de precio más económico y básicas, que podrían satisfacer las expectativas de muchas personas que intenten evitar el uso del transporte público, así como las ofertas en marcas, están arrasando en las tiendas.

Ante esta situación, AMBE ha pedido al Gobierno ayudas para la compra de bicicletas ante la nueva movilidad y un IVA reducido del 10 por ciento, medidas que ya han adoptado algunos países europeos en las últimas semanas.

También sugieren integrar la compra de la bici como retribución flexible, exenta de IRPF, en el caso de empresas y empleados; un bono para reparación y puesta a punto de la bici en talleres y una subvención directa para la adquisición de bicis como medios de transporte.

Países como Italia ya están ofreciendo un bono de hasta 500 euros por la compra de un medio de transporte alternativo como bicis y patinetes subvencionando un 65-70% del valor de compra de la bici.

Para ello, el Ejecutivo italiano ha dotado una partida de 120 millones de euros.

Foto: Biciclette Rossignoli Milano

Francia está siendo uno de los principales promotores del impulso de las dos ruedas como medio de transporte individual a corto plazo como forma de cumplir con el distanciamiento social y la función de movilidad.

No en vano, París ha invertido 300 millones de euros para la creación de ciclovías que están disponibles desde el pasado 11 de mayo. Junto a esta medida, París ofrece también 50 euros para reparar bicis e incentivar su uso.

En nuestro país, solo en Valencia se ha adoptado una medida similar con la ayuda a partir del próximo 15 de junio de una ayuda de 75 euros para bicis normales y de 250 euros para bicis eléctricas.

Por ahora solo sabemos de la ministra sobre esta nueva medida que están adoptando sus colegas europeos más que lo está estudiando con sus equipos.

Esperemos que pronto nos pueda ofrecer alguna medida concreta para fomentar el uso de la bicicleta en España en forma de bonos descuento por su compra, descuentos en revisiones en talleres, creación de infraestructuras en forma de ciclovías y formación vial para futuros conductores y ciclistas.

Es curioso ver cómo un público que jamás se había planteado la compra de bici, ahora mismo la baraja entre sus necesidades principales, ya sea como medio de transporte, ya sea como forma de hacer ejercicio tras muchos días de parón físico.

Aluvión después del confinamiento

Si cuando todo esto empezó, allá por marzo, no había un rodillo en el mercado, la situación de venta online empieza a parecerse a lo que vivimos entonces por el aumento significativo de hoy en la demanda de bicicletas.

No solo los ciclistas de toda la vida, sino que la demanda de bicis económicas también se refleja en los pedidos online con rangos que abarcan desde 400 euros hasta los 3.000 euros en casos más concretos de personas que buscan otras prestaciones a la hora de utilizar las dos ruedas.

La crisis sanitaria lleva implícita una crisis económica por la cantidad de puestos de trabajo que se han destruido en el país, y los presupuestos de los clientes potenciales no están como para tirar cohetes.

Hay mucha bici comprada en grandes superficies que la gente quiere poner en la calle hoy mismo, y eso no siempre es fácil.

Todos sabemos que la bici, como el coche, tiene un mantenimiento que hay que pasar periódicamente. Pero no todos son conscientes de ello, creen que es echar un poco de aceite a la cadena y listo.

Bicis para niños

Otro de los mercados que ha crecido exponencialmente es el de las bicis infantiles muy demandadas en la franja horaria en la que se puede salir con niños a pasear.

Eso obliga, en muchos casos, a que los adultos tengan que adquirir bici para poder acompañar a sus hijos y ahí vemos toda suerte de marcas y bicis rescatadas de los trasteros que ni cambian ni frenan.

niño pedaleando bicicleta infantil
Foto: Unsplash // Arseny Togulev

Lo bueno de toda esta situación es que la bici ha venido para quedarse, igual que el teletrabajo.

Seguro que muchas de las personas que se han enganchado un poco a la fuerza a las dos ruedas acaban amándolas, aun con bicis de presupuesto que no rondan ni los mil euros.

El tiempo nos dirá si esto es una moda pasajera, si de aquí van a salir nuevos aficionados al ciclismo, o si la bici se va a imponer como medio de transporte en el futuro en ciudades cada vez más sostenibles.

Fuente

X