World Athletics prohíbe las Nike AlphaFly con las que Kipchoge corrió en Viena

Las zapatillas Nike AlphaFly que utilizó Eliud Kipchoge en Viena, en octubre pasado, para conseguir bajar por primera vez en la historia de las dos horas en maratón (1h59:40) no podrán ser utilizadas en competición oficial, de acuerdo con la modificación introducida en su reglamento por World Athletics (antigua IAAF). Las Nike Vaporfly 4% y las Next%, los dos modelos ya comercializados por la marca, podrán seguir utilizándose.

Máximo 40 milímetros grosor y una sola placa de carbono

El órgano rector del atletismo mundial ha comunicado este viernes el cambio en la normativa y las normas del calzado de competición, recomendado por su grupo de expertos. Entre las restricciones que establece están los 40 milímetros máximos de grosor de suela que puede tener cualquier zapatilla o con más de una placa de fibra de carbono en su media suela. Las AlphaFly superarían los 40 milimetros de suela (más de 50 milímetros), con la espuma ZoomX, que sería una de las claves para impulsar las placas de fibra de carbono, por lo quedan prohibidas de forma indefinida en la competición.

Nike Alphafly

Cuatro meses antes en el mercado

Además, desde el próximo 30 de abril, las zapatillas utilizadas por cualquier atleta en competición oficial tendrán que haber estado disponibles cuatro meses antes para su venta al público, a fin de evitar el uso de prototipos de zapatillas dotadas de nuevas tecnologías como las Vaporfly de Nike, aunque World Athletics no menciona expresamente ninguna marca.

Foto: Instagram // INEOS1:59Challenge

Recordemos que este modelo de zapatilla se hizo mundialmente conocido tras la gesta del corredor keniano al terminar los 42,195 kms del maratón celebrado en Viena el 12 de octubre de 2019 por debajo de las dos horas. Una marca que nunca ha sido reconocido por la Federación Internacional de Atletismo, ya que no se cumplían los requisitos mínimos para que tuviera validez. Kipchoge en su momento ya respondió todas las críticas recibidas a las condiciones en las que se celebró el INEOS 1:59 Challenge . Él siempre mantuvo que era una demostración de que nada es imposible para el ser humano y que se trata de un límite mental más que físico.

Fuente

X