Zach Bitter intentará batir el récord mundial de 100 millas en cinta

No hay mejor lugar para intentar conseguir un récord mundial que tu propia casa, sobre todo cuando tienes 160 kilómetros por delante y todavía no podemos salir a la calle durante todo el día a hacer deporte, sino solo en unas franjas horarias concretas.

Eso es exactamente lo que el más que conocido corredor estadounidense de ultradisancia, Zach Bitter, intentará este sábado 16 de mayo mientras trata de batir el récord mundial de 100 millas de carrera en cinta, de 6:30 a.m. a 7 p.m., retransmitiéndolo en vivo en su canal de YouTube.

“Le eché el ojo a algunas cosas relacionadas con correr en cinta en el pasado solo porque pensé que era un concepto interesante, y pensé, bueno, ahora es probablemente el mejor momento para hacerlo”, dijo Bitter. “Traduje mi entrenamiento de antes a más carreras en cinta en lugar de carreras en caminos planos o pistas”.

Objetivo: menos de 12h32

El récord mundial de 100 millas de cinta de correr fue establecido por Dave Proctor, quien cubrió la distancia virtual el año pasado en 12 horas y 32 minutos.

En agosto de 2019, el tres veces campeón nacional Bitter logró el récord mundial de 100 millas de pista cubierta, rebajándolo en casi 10 minutos (11:19:13) en el evento Six Days in the Dome en el Centro Nacional de Hielo Pettit en Milwaukee.

Bitter comenzó a entrenar resistencia cuando estaba en la Universidad de Wisconsin-Stevens Point y continuó su estricto plan de entrenamiento después de graduarse en 2008. Comenzó corriendo 80-90 kilómetros por semana al aire libre y poco a poco fue incrementando kilometraje hasta que empezó correr la increíble cantidad de 240 kilómetros por semana.

Y si no fuera por la pandemia, este intento de récord en la cinta de correr probablemente no tendría lugar.

“Probablemente no lo estaría haciendo. Me estaba preparando para una carrera de 100 millas en Londres, pero era una carrera de pista realmente plana similar a la que hice en el Centro Pettit el año pasado”, dijo Bitter. “

También se inspiró en la búsqueda de un récord mundial porque vio a muchos corredores de ultra distancia crear sus propias pruebas y retos fuera de la pista.

Para romper la monotonía de correr tantas horas en una cinta en comparación con los senderos idílicos en los que está acostumbrado a entrenar, Bitter utiliza la meditación al imaginarse en otro lugar familiar donde le gusta correr.

“Cuando estás haciendo algo que es realmente largo como esto, puedes quemar mucha energía mental si sólo piensas en llegar a la meta cuando acabas de empezar. Una de las ventajas de una cinta de correr es que puedes marcar el ritmo y saber que estás cumpliendo tus parciales.”

Todo preparado para ver cómo acaba este intento de pasarse 12 horas corriendo sobre una cinta, mucha suerte y a disfrutar.

Fuente

X