5 hábitos que te impiden entrenar por las mañanas

La mayoría de las personas prefiere entrenar temprano, es una manera de comenzar bien el día y, muchas veces, el único momento del cual disponemos entre tantas tareas cotidianas.

Pero, sabemos, existe aquel viejo problema de no conseguir levantarse, tal vez por no conseguir dormir temprano o, simplemente, por falta de disposición.

Para ello, te mostramos 5 hábitos que pueden perjudicarte e impedir que entrenes por las mañanas.

1. Comer tarde

Comer tarde en la noche es uno de los peores hábitos. No solo eso, está comprobado que comer carbohidratos por la noche es una manera “eficiente” de ganar peso.

Pero, además, comer antes de dormir puede perjudicar tu sueño y hacer con que te levantes indispuesto al día siguiente.

2. Celular de noche

No es un secreto. Estar pendientes de los mensajes del celular, tablet, laptop, videojuegos o cualquier actividad excitante, disminuyen las ganas de dormir.

Interfiere con la región del cerebro que nos prepara el sueño, desactiva el circuito del cerebro que nos prepara para el sueño. El estímulo luminoso pone el circuito dopaminérgico en marcha.

3. Preparar tu equipamiento por la mañana

Prepar tu cosas el día anterior es una forma de evitar imprevistos y olvidarse de algo importante. Te permite hacer todo con calma y chequear tu equipamiento.

Además, también es una forma de evitar la famosa pereza. Lo único que tengo que hacer es despertarme, comer algo y salir. El tercer hábito ayuda a evitar la excusa del hábito cuatro.

4. El “depende de cómo me levante”

Este tipo de mentalidad es muy perjudicial. Si duermes pensando que entrenar mañana no es una obligación, que es opcional, es muy probable que no entrenes.

No es una obligación laboral o familiar, pero es una obligación tuya, determinada por tu voluntad. Tienes que dormir pensando “mañana voy a entrenar”.

5. Saltarse el desayuno

Es muy importante alimentarse bien antes de entrenar. Los desayunos para atletas deberían incluir entre 500 y 700 calorías. Entre las consecuencias de entrenar sin desayunar están: fatiga muscular, menor rendimiento y deshidratación.

Desayunos para atletas:

  • Café con leche, tostadas de pan integral con mermelada y queso untable;
  • Granola o cereales varios, yogur bebible (pote comercial) + fruta;
  • Sándwich de queso y membrillo + infusión con leche o yogur;
  • Sandwich de jamón cocido natural y queso + infusión con leche;

 Ver más

Fuente

X