Actuó en Disney, fue guía de ciegos y lucha por la ecología

El acento argentino está ganando terreno en Luan Brum Lima, un actor brasileño que llegó de la mano de Disney para protagonizar la tira Once en el rol de Dede.

Simulaba ser un jugador de fútbol, y si bien en su papel era un talentoso jugador de ataque, en la vida real debería ser un carrilero con ida y vuelta, porque ama correr.

Si bien empezó corriendo carreras de calle, de a poco su entrenador Leandro Diwan lo llevó al trail, y representando a Esquimbo comenzó a subirse al podio en distancias cortas.

Hizo el K15 y también el Cruce Tandilia. Su sonrisa sobresale en cada carrera, aunque cada vez que corre su semblante cambia y se toma la prueba con total seriedad.

“Correr fue para mi la posibilidad de recorrer lugares. Me encantaba la idea de viajar y hacer deporte. Después que empecé a correr, lo tomé como un desafío personal. La mente te juega en contra, tanto en la carrera como en todos los entrenamientos”, explica.

Asimismo, agrega: “Es una batalla constante entre la mente diciendo que frene y las ganas de terminar lo que te propusiste. Aún más cuando queres correr mejor, bajar tiempos o aumentar distancias”.

“Mi trabajo me hace estar en contacto con muchas más emociones y correr me ayuda a aflojar todo lo que cargo durante el oficio. También me da preparo físico, que fue muy importante, por ejemplo para el último proyecto en el que estuve”, remarca.

En su última carrera, en la Nat Geo, Luan guió a una atleta no vidente y así lo vivió: “Fue una de las experiencias más lindas que tuve en carrera. Lo más espectacular no fue acompañarla en la carrera, sino el preparar todo (de la mano del grupo Ojo de Águila) y la charla con la corredora. Es por eso que no vemos corredores ciegos jóvenes, sino que tardan en descubrir que pueden hacerlo. Por el miedo de los padres y muchas veces por simple falta de información, nenes y nenas con discapacidad visual pierden la posibilidad de practicar un deporte”, sostiene.

Su lucha por la ecología y los ecoladrillos

El pedido de conciencia por el cuidado del medio ambiente es algo normal de escucharlo de Luan cuando se ven las redes sociales del actor. Su pedido es claro: “Poner esos residuos en una botella PET y llenarla hasta el punto que ella sirva como ladrillo en alguna construcción (simple) es un golazo. Ya no producía tanta basura y ahora casi nada, porque tardo mucho tiempo en llenar una botella y cuando esta lista, las mismas será reutilizada”.

El brasileño apoya la promoción de los ladrillos, porque para él son la solución a la contaminación: “Hay muchos materiales (en su gran mayoría plásticos compuestos) que no son reciclados en Buenos Aires y no sabía que hacer con ellos. Son esos plásticos los que ves en el vial costero de Vicente López. En las playas de Indonesia, en el estómago de ballenas y etc”.

 

 

 

Source link

X