Cómo encarar una lesión

El deporte es salud, pero a veces por descuidos o situaciones que no podemos evitar, nos lesionamos. Es algo que a todos en algún momento nos pasa. Pero no todo esta perdido. El tiempo que antes lo dedicábamos a entrenar, podemos aprovecharlos para otras cosas.

– Tomarnos un merecido descanso y un momento de relajación. Tengamos en cuenta la importancia de descansar luego de una temporada de mucho entrenamiento.

– Realizar otras actividades o deportes, descubramos nuevas cosas para hacer, que nos puedan mantener entretenidos e incluso en movimiento.

– Pasar más tiempo con nuestras familias y seres queridos. El entrenamiento muchas veces nos quita tiempo con ellos, por lo que es un buen momento para compartir.

– Analizar qué nos llevo a esa situación para que no se vuelva a repetir. Tengamos en cuenta que hacer deporte es un aprendizaje continuo, que nos permite cada vez hacer las cosas mejor. Nuestro entrenador nos podrá ayudar a detectar cuál fue el problema. Muchas veces sucede por no realizar una correcta progresión en el aumento de la carga de entrenamiento.

– Leer un buen libro o mirar las películas que siempre tuvimos ganas de ver nos permitirá distraer la mente y no estar pensando obsesivamente en la lesión.

También puede ser un tiempo de reflexión. Realizar un balance sobre los objetivos que hemos logrado alcanzar y los que todavía nos quedan por cumplir para renovar la energía y la motivación de seguirnos superando.

Entrenar con un grupo nos ayudará a salir adelante y nos apoyará en las buenas y en las malas.

X