Cómo prevenir las sobrecargas musculares más comunes al correr

Al correr, y al exigirse mucho, es muy normal que aparezcan diferentes sobrecargas musculares. Eso ocurre cuando el músculo tiene tanta tensión que da lugar a contracturas. En ese caso lo primero que hay que hacer es escuchar al cuerpo.

Es decir, hay que atender esa señal que se está recibiendo, parar el entrenamiento y acudir a un fisioterapeuta, quien hará la evaluación correspondiente y dirá cómo tratar esa lesión o sobrecarga.

Pero también es muy importante saber que hay formas en las que este problema se puede prevenir. La primera recomendación es la de no excederse entrenando. Muchas veces, especialmente a nivel amateur, se comienza muy motivado y no se quiere parar de correr. Eso lleva a los músculos a un estado al que no están acostumbrados, generando el riesgo de sufrir una lesión, incluso aunque se tenga una buena base física.

Otro punto clave es estirar luego de correr, usando el tiempo necesario. Lo recomendable es un mínimo de diez o 15 minutos. Además, es necesario calentar bien antes de la actividad; hacer ejercicios de movilidad e hidratarse.

Respecto a eso, tener en cuenta que una hidratación correcta debe superar el litro y medio o dos litros de agua cuando se corre, ya que se pierde líquido y sales minerales. Por eso es importante recuperarlas tanto antes, como durante y después de la carrera.
Por último, es fundamental descansar bien. De lo contrario las fibras musculares no podrán recuperarse. Y también prestar atención a la técnica de carrera, ya que si esta no es buena podría derivar en varias patologías

Source link

X